Gardeniers inaugura la primera conservera de productos ecológicos de Aragón

La planta transformadora, en la que se ha invertido 1,2 millones de euros, empleará a 17 trabajadores, 12 de ellos con discapacidad intelectual y se encuentra en Mercazaragoza.

 

 

Instalaciones de la nueva conservera ecológica de Gardeniers en Zaragoz
Raquel Labodía

Gardeniers, el centro especial de empleo de Atades, ha hecho realidad un proyecto en el que llevaba trabajando desde hace seis años. Su Obrador de conservas, una planta transformadora que se aloja en una nave de Mercazaragoza, propiedad de esta asociación gracias a la donación de una herencia que ponía como condición que la infraestructura fuera utilizada en un proyecto de inserción laboral, y que se ha convertido en la primera conservera ecológica de Aragón.

La nueva empresa, en la que se han invertido 1,2 millones de euros, ha generado 17 empleos, trece de los cuales serán ocupados por personas con discapacidad intelectual, aunque las previsiones de sus impulsores van más allá y confían en poder duplicar la plantilla cuando la planta se encuentre en su capacidad máxima de producción, ya que a pleno rendimiento podrá elaborar 9.000 botes de conserva vegetal diarios, es decir unos 2 millones de botes anuales en los que se emplearán 1,5 millones de productos agrícolas.

Dotada de moderna tecnología, el Obrador de Gardeneirs está equipado con la maquinaria industrial necesaria para la elaboración de salsas, sofritos y confituras, así como conservas y cremas vegetales, todos ellos de alta calidad y, por supuesto, ecológicos que llegarán hasta las instalaciones de Mercazaragoza desde las 30 hectáreas de huerta que el centro especial de empleo tiene repartidas por las localidades de Alagón, Montañana, San Mateo de Gállego y Ascara. También utilizarán producciones de aquellos agricultores ecológicos que quieran trabajar con esta organización.

Las instalaciones albergan además el equipamiento para cuarta gama con el que Gardeneirs trabajaba en las instalaciones de su centro en el municipio zaragozano de Alagón, con lo que será ahora en esta nueva empresa donde se realicen las labores de cortado, higienizado y embandejado para ofertar la verdura lista para el consumo.

Así lo han detallado el presidente y el gerente de Atades, Jesús Soto y Félix Arrizabalaga, y el director de operaciones del Obrador de conservas vegetales, José Antonio Sánchez, durante el acto oficial de inauguración del centro, en el que ha participado el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, y al que han asistido, entre otros, representantes de la industria alimentaria, de Mercazaragoza y de los centros de investigación con los que colabora la asociación.

“Ya tenemos el calabacín en su mejor momento de recolección, por lo que en dos semanas comenzaremos la elaboración de nuestra crema de calabacín”, ha explicado Sánchez, que ha señalado que puesto que se van a respetar los ciclos de producción irán sacando al mercado poco a poco sus nuevos productos en función de las recolección de cada especie vegetal. El director de operaciones ha destacado que aunque su filosofía es el mercado local y los circuitos cortos, la producción de la planta transformadora tiene la mirada comercial puesta en los mercados internacionales. Y para abrirse paso en ellos, especialmente en el centro y norte de Europea donde el consumo de ecológico es muy elevado, el próximo mes de febrero tiene previsto participar en Biofach, el referente mundial de la alimentación ecológica que se celebra en la ciudad alemana de Nuremberg.

“Va a ser, dicho de manera coloquial, un puntazo para la industria agroalimentaria de Aragón”, ha señalado el presidente de Atades, que ha insistido en que esta nueva conservera “contribuirá de manera decisiva en la economía de Aragón, ya que es la única de producción ecológica en la Comunidad”. Soto aprovechó el acto de inauguración para hacer también un llamamiento a los hortelanos aragoneses que producen mediante este sistema. “Esperamos que vengan a trabajar con nosotros para que el valor añadido de la transformación de nuestras producciones se quede en nuestra tierra”, ha dicho.

"Muy contentos"

La plantilla de Gardeniers también han participado en la inauguración de esas instalaciones. Su voz la puso María Herrero y Borja Panivino que han manifestado la satisfacción de todos los trabajadores por la puesta en marcha de esta nueva empresa “tan grande y tan bonita”. Borja, que ha explicado que trabaja en Gardeniers desde 2012, “donde corto cebolla o limpio borraja", ha asegurado que “ya tenía ganas de empezar aquí porque esto es muy grande y se está muy bien”. María, que desde hace ocho meses elabora los pedidos para colegios, guarderías o centros comerciales, ha insistido en que “aquí me siento muy a gusto y espero que esto funcione y vayamos prosperando cada vez más”.

Etiquetas