Las 10 películas que deberías ver cada verano

Estos son los 10 filmes imprescindibles ambientados en la época estival que ya tendrías que haber visto obligatoriamente algún verano de tu vida

Las 10 películas que deberías ver cada verano.
Pixabay

Verano y cine son una pareja de éxito asegurado. Son muchas las películas que huelen y saben a la mejor época del año, de esas que apetece ver repetidamente con una buena ración de helado en el sofá, bajo la fiel compañía del aire acondicionado. Desde el film más tradicional de tu infancia hasta los estrenos más recientes ambientados en el periodo estival, estos deberían ser tus títulos imprescindibles cada verano:

'Tiburón' (1975):

Esta película de suspense transcurre en un pequeño y apacible pueblo costero del Este de Estados Unidos. Un enorme tiburón blanco ataca a varias personas y termina con sus vidas. El alcalde de la localidad, por temor a las malas consecuencias para el negocio turístico, se niega a cerrar las playas y a difundir la noticia. Es entonces cuando el tiburón vuelve a devorar a otro bañista y el terror se apodera de toda la localidad. Un cazador de tiburones veterano se une a un oceanógrafo y al jefe de policía local para tratar de capturarlo. Es, en definitiva, la forma de Spielberg de demostrar que sabe manejar a su antojo las emociones de su público. Además, si estás harto de ver en las redes sociales a veraneantes felices en la playa mientras a ti te toca quedarte en casa, esta es tu película: tu envidia desaparecerá en un abrir y cerrar de ojos.

'Grease' (1978):

John Travolta y Olivia Newton John dan vida a Danny Zuko y a la inocente australiana Sandy. Ambos se separan después de pasar juntos unas vacaciones inolvidables y una idílica historia de amor de verano. Para su sorpresa, sus caminos vuelven a cruzarse al empezar el nuevo curso en el Instituto Ridell. Pero la actitud de Danny ha cambiado: ha dejado de ser el chico encantador de la playa para convertirse en alguien soberbio e insensible. Con la mítica banda sonora de esta película musical querrás bailar, cantar e incluso vestirte de cuero negro y llenarte el pelo de gomina.

'Dirty dancing' (1987):

Este clásico del cine musical y romántico cuenta la historia de un verano de 1963 en el que la vida de una joven llamada Baby cambia por completo. Durante unas vacaciones familiares en un hotel de lujo, Baby descubre una fiesta llena de música y baile en el área de empleados del establecimiento. La joven queda deslumbrada ante los fascinantes números de baile y decide entrar también en el mundo de la danza. Conocerá a Jonnhy Castle, el instructor de baile del hotel, y se convertirá en su compañera, tanto en el escenario como fuera de él. Aunque pertenecen a clases sociales muy diferentes, cuando la música suena y bailan , las diferencias que los separan desaparecen. Ambos se unirán cada vez más en el más desafiante y glorioso verano de sus vidas. 'The time of my life', el hit inolvidable que todo el mundo ha bailado alguna vez, fue premiada con un Oscar y un Globo de Oro. Además, el filme trata varios temas de eterna actualidad, como las diferencias sociales, la brecha de edad en una relación amorosa, la sexualidad femenina y el aborto -un asunto complicado en aquella época, pero del que se habla abiertamente en la película-.

'My girl' (1991):

¿Quién no ha visto todavía la tierna y emocionante escena del primer beso de los pequeños Vada y Thomas? En el verano de 1972, esta hipocondriaca niña de 11 años se convierte en la inseparable de Thomas, un tímido niño alérgico a muchas cosas. Vada experimenta los cambios habituales de la pubertad mientras afronta la mala relación con su padre. Ambos tienen una bonita conversación y se dan su primer beso, pero es entonces cuando la niña pierde su anillo y Thomas acude solo a buscarlo. Lo encuentra dentro de un panal de abejas y, al tratar de sacarlo de allí, las abejas le atacan y muere por su alergia. Vada, horrorizada ante la noticia del fallecimiento de su mejor amigo, decide escribirle un poema.

'Sé lo que hicisteis el último verano' (1997):

Después de una noche de fiesta, dos parejas vuelven a casa en coche y atropellan accidentalmente a un hombre en una carretera desierta. Asustados, optan por tirar el cadáver al mar y no contárselo a nadie. Un año después, uno de ellos recibe una carta anónima de alguien que asegura saber lo que hicieron aquel verano. El terror de esta película se intensificará todavía más cuando los integrantes del grupo comiencen a ser atacados por un misterioso hombre con gabardina y un garfio. El 'thriller' perfecto para ver con tus amigos cualquier noche de tormenta veraniega.

'Tú a Londres y yo a California' (1998):

Esta película de Walt Disney Pictures narra cómo dos niñas gemelas de 11 años interpretadas por Lindsay Lohan se conocen en un campamento de verano. Allí descubren que sus padres se divorciaron y las separaron poco después de nacer. Ambas forjan una bonita amistad y, como quieren que sus padres vuelvan a estar juntos, deciden intercambiarse a la vuelta de las vacaciones. En contra de lo habitual, Annie se irá a California con su padre y Hallie a Londres con su madre. La aventura será difícil y todo se complicará cuando Annie se entere de que su padre se ha comprometido con una joven llamada Meredith Blake. Hallie desvelará el secreto a su madre para poder viajar con ella a California y llevar a cabo junto a su hermana el plan de evitar la boda y unir a sus padres de nuevo. ¿Lo conseguirán?

'¡Mamma mia! La película' (2008):

Todo el mundo conoce el musical del verano por excelencia. Repleta de temazos de Abba, esta versión en cine del musical de teatro está protagonizada por Meryl Streep y Amanda Seyfried, madre e hija respectivamente. Sophie va a casarse y no quiere que su padre falte el día de su boda, pero nunca ha sabido quien es realmente. Su madre tampoco lo tiene claro, porque durante el verano que se quedó embarazada vivió tres historias de amor. Sophie lo descubre leyendo el diario de su madre Donna y, ante la duda, decide invitar al enlace a los tres candidatos. Todo se complica cuando Sam, Harry y Bill llegan a la isla y se encuentran con ellas. Juntos intentarán resolver el misterio de quién es el verdadero padre para que pueda llevarla al altar.

Hoy, 10 años después del estreno del mítico musical, su secuela, '¡Mamma mia! Una y otra vez' (2018), triunfa en los cines desde el pasado 28 de julio. Esta vez, sus divertidos personajes llevan de viaje al espectador hasta el mágico verano donde comenzó todo.

'Verano 1993' (2017):

Cierra un minuto los ojos e intenta recordar aquel verano en el que tenías seis años. Seguro que no es difícil rememorar aquellos momentos de entusiasmo infantil que invadían el cuerpo ante el inicio de las vacaciones de verano.

Eran muchos días para jugar y disfrutar que, desafortunadamente, pasaban siempre volando. Para Carla Simón, el verano de 1993 fue especial y trascendente. Por aquel entonces, era una niña que había perdido a su madre y tuvo que abandonar su piso de Barcelona para irse a vivir con sus tíos a un pequeño pueblo de Girona. El año pasado, la directora quiso plasmar esa época en su debut con 'Verano 1993' ('Estiu 1993'), rodada en catalán. Una película que toca la fibra y que cuenta con tres estatuillas Goya: mejor dirección novel, mejor actriz revelación y mejor actor secundario.

'Call me by your name' (2017):

Elio (Timothée Chalamet) es un joven de 17 años que está viviendo el soleado verano de 1983 en la casa de campo de sus padres, al norte de Italia. Allí pasa los días holgazaneando, escuchando música, leyendo y nadando, hasta que aparece el nuevo ayudante americano de su padre, Oliver (Armie Hammer). Le resulta encantador y, como él, tiene raíces judías. Además, es joven, seguro de sí mismo y atractivo. Al principio Elio se muestra algo frío y distante hacia el joven, pero pronto empiezan a salir juntos de excursión y, conforme el verano avanza, la atracción entre ambos se vuelve cada vez más intensa.

Etiquetas