Okoye lidera el triunfo del Tecnyconta

El alero, con 22 puntos, resulta capital en la victoria frente al Herbalife Gran Canaria (71-69). Los zaragozanos siguen optando a la Copa.   

Javier Justiz, pívot del Tecnyconta, ante Tillie.
Toni Galán

El baloncesto fue justo y premió al más tenaz. El Tecnyconta conquistó una nueva victoria, la séptima de la temporada, y sigue optando decididamente a la Copa del Rey. El Herbalife ofreció una notable resistencia a la derrota, y eso que se presentó a la cita con las ausencias de Hannah, Nelson, Fischer y Radicevic; pero acabó cediendo en los compases finales ante la insistencia de los zaragozanos, que se agarraron al acierto de Stan Okoye (22 puntos) para recuperar la senda del triunfo y continuar soñando con su participación en el torneo del KO. El cuadro aragonés, que mejoró actuaciones pasadas, tuvo una propuesta ofensiva dinámica, rápida, creativa y alegre en la primera mitad. Sin embargo, su juego se vulgarizó después, sobre todo en el tercer cuarto, y llegaron entonces las dudas, los errores, las precipitaciones y las pérdidas de balón. Concesiones que a punto estuvieron de aprovechar los grancanarios, quienes guardaron ambiciones hasta el último suspiro de la contienda.

El Tecnyconta protagonizó un inicio desalentador. Encajó dos triples en el primer minuto de juego, primero de Rabaseda y luego de Báez, en dos lanzamientos totalmente liberados, sin ninguna oposición. Y después de una pérdida de balón de los locales, el Herbalife amplió su renta con un nuevo acierto desde el perímetro, en esta ocasión de Oliver. Un parcial de 0-9 que los visitantes, muy poco exigidos, habían firmado con una facilidad sorprendente.

Se sobrepuso con prontitud el conjunto aragonés, que halló acciones muy ventajosas bajo los aros cuando, por fin, serenó su juego y se manejó en ataque con paciencia, con las pausas preceptivas. Al mismo tiempo, los zaragozanos se habían fortalecido atrás, con una defensa de permanentes ayudas que anulaban cada uno de los intentos de su rival. De esta forma, el Tecnyconta volteó el marcador de los seis minutos de partido (13-12), con un triple de Okoye desde la esquina, aunque enseguida fue contestado por Tillie en una jugada similar (13-15). El choque se mantuvo igualado durante el primer acto, con reducidas ventajas de los visitantes que, sin embargo, eran contrarrestadas de manera inmediata por el equipo aragonés (21-21, minuto 10). Mientras, la aportación de Barreiro se redujo a cuatro minutos por una molestias en el gemelo.

En el segundo cuarto apareció Seibutis, muy incisivo en cada una de sus intervenciones. Lo hizo para anotar, pero también para dirigir, para asistir, para madurar la jugada, para buscar siempre la mejor opción de ataque de los zaragozanos. Los locales gobernaban el marcador superado el cuarto de hora, pero con menor amplitud de lo que realmente merecía su acertado desempeño sobre la pista (34-32). La recompensa llegó poco después, con un 2+1 de Fran Vázquez (37-32) y un certero triple de Okoye que establecieron la máxima renta del partido (40-32), a sólo dos minutos del descanso. El técnico de los grancanarios, Víctor García, tuvo que detener el choque, aunque el tiempo muerto no modificó el escenario: el Tecnyconta alcanzó el intermedio con una ventaja de ocho puntos (42-34), y con sensaciones muy positivas en su juego. El Tecnyconta no sólo atacaba con criterio, sino que también se defendía con solvencia, oficio y tesón. Por entonces, Okoye era el jugador más productivo de la contienda, con una facturación de 15 puntos, 1 rebote, 1 asistencia y 2 robos de balón en 16 minutos, y un 50% de efectividad en sus lanzamientos triples.

Eriksson, con cinco tantos consecutivos, redujo la renta de los visitantes (42-39) en los primeros compases de la reanudación; pero el Tecnyconta no se desencajó y respondió con dos buenas acciones en la pintura (46-39). Los grancanarios, muy incómodos en sus ofensivas, encontraban muy pocas opciones favorables para anotar, en gran medida por el acierto desempeño de los aragoneses en las labores defensivas. De hecho, sólo facturaba por la inspiración individual de Eriksson, quien volvió a sumar tres nuevos puntos para acercar de nuevo a los visitantes en el marcador. Aunque los locales, aunque en un primer momento siguieron sin ceder, por entonces ya evidenciaban numerosas dificultades en cada uno de sus ataques.

El Tecnyconta tomó oxígeno con dos canastas de Radovic y un genial contragolpe dirigido y culminado por Carlos Alocén (54-46). Sin embargo, los visitantes sí exhibieron un mayor acierto al filo de la media hora, y recortaron distancias -ahora sí-, con un parcial de 0-5 (54-51). Al equipo aragonés le había penalizado su escasa anotación -sólo 12 puntos en todo el tercer acto-, pero al menos continuaba dominando el partido.

En el último cuarto, el Herbalife se agarró al triple para seguir optando a la victoria (61-59) ante un rival que, de nuevo, había perdido su fluidez en ataque. El Tecnyconta, con un juego plano, lento y previsible, no generaba ventajas ni hallaba buenas situaciones de tiro. Ni en la pintura ni en el perímetro. Y los de Víctor García no desaprovecharon concesiones de tal magnitud, e igualaron la contienda a cuatro minutos de la conclusión tras una penetración de Oliver (62-62). En los momentos decisivos, Albert Oliver tiró de veteranía y oficio, marcó el ritmo a su antojo y a punto estuvo de ganar el partido. Un triple suyo puso por delante a los grancanarios (66-67) a dos minutos del final. A partir de ahí, el duelo pudo caer hacia cualquier de los dos equipos. Okoye adelantó a los locales desde la línea de personal (70-69), a falta de 30 segundos, y entonces tocó defender. Báez erró su lanzamiento, y Okoye, que capturó el rebote, amplió la renta de los zaragozanos con un tiro libre (71-69) sin tiempo ya para que los visitantes pudieran reaccionar. Un triunfo vital para los aragoneses, cuyo objetivo prioritario pasa por la salvación pero que, transcurridas 13 jornadas, siguen mirando a las posiciones de Copa. 

Etiquetas