Cervezas del Pirineo y sangría de Barbastro, entre las novedades de la muestra

Más de 60 productos artesanos venidos de todo Aragón se exponen estos días en la plaza de los Sitios de Zaragoza, con motivo de la XXVI Muestra de Artesanía Alimentaria.

Dos vecinos de la capital aragonesa brindan con cerveza Rondadora en la Muestra de Artesanía Alimentaria de la plaza de los Sitios.
P. Berné

No hay mejor escaparte para exponer los productos artesanos de Aragón que el que ofrece en plenas fiestas del Pilar la Muestra de Artesanía Alimentaria de la plaza de los Sitios. En ella se dan cita estos días más de 60 productores artesanos venidos de diversos puntos de Aragón, como Saravillo, Trasmoz, Monreal del Campo, Aínsa, Barbastro o Cantavieja.  

"Me gusta venir de año porque es una feria a la que llevamos todo producto artesano y que organizamos desde la propia asociación. La gente responde muy bien, tenemos una clientela fiel que viene a buscarnos y, al margen de las ventas, hace ilusión estar para el Pilar en la feria alimentaria más grande de Aragón", afirma orgulloso José María Plumed, de Azafranes Jiloca, un artesano turolense que lleva más de 15 años viniendo a esta muestra. Además de las especias y los clásicos productos con azafrán que acostumbra a traer a esta feria -como el chocolate, el queso o los licores-, el gran éxito de este año ha sido la longaniza aragonesa al azafrán que elaboran también en la comarca del Jiloca. "Traje una poca para que la gente la probara y el primer día la vendí toda", cuenta. 

Igual de satisfecho con la respuesta del público se muestra otro de los veteranos de esta muestra, Óscar Castán, de la quesería El Acebo de Moncayo. Este artesano lleva desde el año 2001 que se inauguró este espacio trayendo el nombre de Trasmoz -y sus quesos- hasta la capital aragonesa. "Nos gusta venir porque se vende mucho y al acercarse tanta gente hay quienes luego lo demandan también el resto del año. Muchos vienen porque los han probado y repiten, y otros simplemente pasean y el olor de los quesos expuestos les anima a comprarlos", comenta. Así ha ocurrido en el caso de Mario y Mari Cielo, un matrimonio de Zaragoza que se ha desplazado hasta la plaza de los Sitios en busca de una pluma de caña que se compró él hace unos años. "Me hizo mucha ilusión entonces y la venía buscando, pero al final el ambiente y la variedad de productos que hay hace que acabes picando", dice en relación a la pieza de queso de oveja que acaba de comprar por 12 euros. 

Además de los ya conocidos puestos que repiten de año en año, como Mermeladas Elasun, los licores del Ordesano, los dulces de Makarpy o las conservas turolenses de La Manolica, este año hay nuevas incorporaciones, como la de cervezas Rondadora -que ofrece cañas de cerveza negra artesana del Pirineo a dos euros- o la de sangría Cabecita Loca, que cuentan también con un público muy agradecido de verles por primera vez en esta muestra. "Mi marido y yo vamos mucho por el Sobrarbe, y estuvimos este verano de cata en la fábrica que tienen en La Cabezonada probando la cerveza. Nos ha hecho mucha ilusión ver el puesto aquí porque guardamos muy buen recuerdo del trato que allí nos dieron", afirma ilusionada María Jesús Nobledo, vecina de Zaragoza. Víctor Lanau, socio y fundador de estas cervezas del Sobrarbe, se mostraba también ilusionado de poder compartir espacio con otros cerveceros de la zona que llevan ya años viniendo, como es el caso de Pirineos Bier (una microcervecería del valle de Hecho).

Desde Setrufma, un puesto que ofrece patés y otros productos elaborados a base de setas y trufas, se mostraban también muy ilusionados de poder estar en la plaza de los Sitios por primer año. "Llevábamos la intención de venir hace tiempo; surgió la oportunidad, y aquí estamos; orgullosos de que a la gente le guste el producto y de que conozcan en la capital aragonesa los alimentos que hacemos", afirma Cristina Gil, que viene desde Cantavieja. 

Su compañero de 'stand', Víctor Clavería, también ha traído por primera vez a la Muestra de Artesanía Alimentaria la sangría artesana que elabora en Barbastro desde hace apenas seis meses. "Cabecita Loca es una sangría artesana que se hace con vino de calidad, a partir de tinto madurado en barricas de roble. Lo que endulza la sangría es mosto de uva, pues no lleva azúcares", explica.

Para quienes busquen disfrutar estas fiestas del Pilar del sabor artesano de Aragón, la Muestra Agroalimentaria Aragonesa permanecerá abierta hasta el próximo domingo, en horario de 10.30 a 14.00 y de 17.00 a 21.00.

Qu probar en la Feria de Alimentacin

 

Etiquetas