grupo psa

El Corsa eléctrico se produce ya en serie tras una histórica transformación en Figueruelas

PSA materializa gran parte de la inversión de 250 millones entre 2018 y 2021 para adaptar la planta.

La planta de Opel España en Figueruelas, del grupo PSA, dio este viernes un paso clave en su apuesta por el coche del futuro con el inicio de la producción en serie de la versión eléctrica de su modelo más emblemático, el Corsa. La sexta generación del utilitario, que se ensambla en la factoría desde el pasado mes de octubre con motores de gasolina y diésel, sale ya de las líneas de montaje también con baterías, fruto de la utilización de la plataforma multienergía CMPdesarrollada por la multinacional automovilística francesa. Conseguir este hito ha sido posible tras una histórica transformación en la fábrica zaragozana, materializada con gran parte de la inversión de 250 millones acordada para esta entre 2018 y 2021.

Juan Antonio Muñoz Codina, director general de la planta y director del Clúster Ibérico de PSA, hizo hincapié en el evento en esta "gran transformación" tanto en las instalaciones como en la formación "altamente especializada" del personal para la producción del modelo eléctrico, sobre todo "en áreas muy vinculadas al alto voltaje", con más de 36.000 horas de instrucción.

Los trabajos de preparación del proyecto Corsa y el Corsa-e, según fuentes de PSA, han significado "un incremento de plantilla de 500 trabajadores, que se han incorporado paulatinamente a lo largo del último año, nivel de empleo que se mantendrá en el futuro si, como estamos convencidos, el Opel Corsa es una vez más un éxito en el mercado", indicaron fuentes de la empresa.

Convenio colectivo

Muñoz Codina vinculó el éxito del lanzamiento del nuevo Corsa y el inicio de la producción de la versión eléctrica a una adjudicación (Figueruelas fabrica el coche en exclusiva para todo el mundo) conseguida tras la firma del convenio colectivo de la planta en febrero de 2018 gracias –dijo– a la "responsabilidad" de los sindicatos (UGT, CC. OO. y CCP, la antigua Acumagme), lo que ha llevado "estabilidad" a la factoría y "permitido que hoy estemos donde estamos". La planta, apuntó, emplea hoy a 5.500 personas, "la mitad vinculadas a la producción del Opel Corsa".

El directivo de PSA reconoció también el apoyo recibido por el Gobierno de Aragón, que llegó a mediar en unas negociaciones del convenio que el propio presidente del Ejecutivo autonómico, Javier Lambán, admitió que "nos mantuvo con el alma en vilo".

Christophe Prévost, director general comercial de la Región Ibérica del grupo PSA, expresó la "feliz coincidencia" de que el primer acto desde que asumió este puesto fuera la entrada de la marca Opel "en la era de la movilidad eléctrica con el Corsa-e", ya que este es el primer modelo de la filial alemana del grupo PSA que funciona al 100% con baterías. El coche es también el primero de sus características que fabrica PSA en España, si bien se espera en breve que la planta de Vigo produzca el Peugeot 2008 eléctrico y, en los últimos meses del año, se prevé que la factoría de Villaverde (Madrid) haga lo propio con un modelo que no ha sido desvelado.

Ningún directivo de la compañía dio datos concretos sobre el número de unidades del Corsa-e que se ensamblarán cada día en Figueruelas, ya que –recalcaron– la fabricación de las distintas versiones del modelo dependerán de la demanda del mercado. En todo caso, recalcaron que la factoría está preparada para ensamblar en la línea 2 (por la 1 circulan el Opel Crossland X y el Citroën C3 Aircross) tantos Corsas de gasolina, diésel o enchufables como se decida en sus planes productivos gracias a la flexibilidad que concede la plataforma CMP. Portavoces de la fábrica apuntaron que se han llegado a ensamblar en un día hasta 160 unidades del Corsa-e. La planta está fabricando en la actualidad 2.200 vehículos diarios.

Muñoz Codina, por otro lado, reivindicó en su discurso el apoyo de las administraciones a la transición energética en el sector a través del respaldo a la instalación de más puntos de recarga eléctrica y con incentivos a la compra de coches menos contaminantes para renovar el parque de automóviles. También pidió "que se escuche al sector" al emprender reformas.

Lambán cogió el guante y dijo que «tomará nota para trabajar en el asunto», aunque hay competencias que son del Gobierno central y, por tanto, es ahí donde más deben actuar. En cambio, reseñó, la DGA está apoyando proyectos de I+D+i para impulsar el ecosistema del coche eléctrico en Aragón y destacó el papel que desempeña el proyecto Mobility City, impulsando con Ibercaja y respaldado por "nuestra buena amiga" la ministra de Industria, Reyes Maroto. Sin nombrarla, el presidente del Ejecutivo regional fue crítico con Teresa Ribera, vicepresidenta de Transición Ecológica, al hablar de "determinados discursos con consecuencias no deseadas", en referencia a sus declaraciones sobre la "muerte" del diésel.

Etiquetas