La cuadrilla de Épila gana el concurso de emboladores por tercera edición consecutiva

Completaron la embolada más rápida a un toro de Adelaida Rodríguez, adelantando a los equipos de Ricla, Borja, Virgen del Pilar y La Almunia.

Embolada de los ganadores de la noche, la cuadrilla de Épila.
Jorge Vicioso

La noche del 12 de octubre la Misericordia acogió la XVI edición del Concurso de Emboladores con un cuarto de entrada en los tendidos. Los ganadores fueron la cuadrilla Nuestra Señora de Rodanas de Épila, que lograron embolar al toro 29 de Adelaida Rodríguez en sólo 12’85 segundos. Al igual que los demás, el imponente toro había participado esa misma mañana en el concurso goyesco de recorte libre. Esta misma cuadrilla ganó también los concursos de 2013 y 2014. Dado que la empresa de entonces no organizó certamen entre 2015 y 2017, esta recuperada edición de 2018 es la tercera seguida que ganan.

El equipo de Épila estuvo compuesto por Adrián Sobreviela, Luis Malandía, Joaquín Sierra, Raúl Pardos, Miguel Ángel Ripa y Toño González, que esa noche se retiraba de los ruedos y recibió el premio al mejor cortador. El premio al mejor rabero fue para Eduardo Laorden de la cuadrilla de Ricla, que quedó segunda en la clasificación general con una marca de 14’69 segundos. Desafortunadamente su embolador José Luis Abellán 'Rufino' sufrió una grave cogida que le afectó al párpado al salir del palo el toro 12 de Adelaida Rodríguez, por lo que fue trasladado de urgencia aunque se encuentra clínicamente estable.

La tercera clasificada fue la cuadrilla de Borja con un tiempo de 17’71 segundos frente al número 88 de Ángel Sánchez. Fuera de los premios quedaron otras dos cuadrillas. Virgen del Pilar de Zaragoza se enfrentó al toro 42 de Pedraza de Yeltes pero tardó 37 segundos en ponerle fuego. La cortada fue de gran dificultad porque la cuerda había quedado muy suelta. De hecho su cortador Sergio Franco fue cogido en tablas sin consecuencias. Por último la cuadrilla Santa Pantaria de La Almunia de Doña Godina  cuajó una buena actuación ante el enorme colorado número 1 de Pedraza de Yeltes, de 680 kilos de peso. Se hicieron con él en sólo 14’08 segundos, pero el toro perdió un bolo de salida y por ello recibieron una penalización de 30 segundos, lo que dejó su tiempo en 44’08.

Esta edición XVI del concurso contó sólo con cuadrillas de la provincia de Zaragoza, lo que sin duda le restó atractivo. Si se hubiera programado un certamen nacional o incluso un desafío con cuadrillas de Teruel pudiera haber asistido más público. Aún así, el formato de concurso de emboladores merece ser repensado por sus protagonistas. Hay voces que han sugerido que el toro podría salir suelto al ruedo y las cuadrillas tendrían entonces que lograr ensogarlo y embolarlo. No obstante, la actuación de los emboladores anoche fue brava, al igual que la de los empleados de la plaza, que en días como estos trabajan muchas horas en hasta cuatro festejos distintos y aún así algunos se juegan el tipo en el último de ellos.

Etiquetas