Alcorisa inaugura su nuevo ayuntamiento tras 15 años de obras y 1,8 millones de inversión

La Casa de la Villa permitirá centralizar la atención al público y terminar con las barreras arquitectónicas del actual consistorio.

Alcorisa inaugura su nuevo ayuntamiento tras 15 años de obras y 1,8 millones de inversión
Laura Castel

Tras 15 años de obras y muchas vicisitudes políticas y económicas, al fin Alcorisa cuenta con un Ayuntamiento adaptado a sus necesidades de espacio y accesibilidad. La localidad bajoaragonesa inauguró este sábado la Casa de la Villa, nombre con el que quieren que se conozca el edificio, situado en la misma plaza que el actual Consistorio. El acto, que contó con la presencia del presidente de Aragón, Javier Lambán, fue multitudinario y se hizo coincidir con uno de los días grandes del municipio, la festividad de su patrón, San Sebastián. Asistieron numerosas autoridades y personas implicadas en el proyecto, además de vecinos que quisieron ver de cerca el nuevo edificio.

La Casa de la Villa se sitúa en un edificio de finales de siglo XVI o principios del XVII cuya rehabilitación y equipamiento ha costado 1,8 millones de euros. Se espera que en un plazo máximo de dos meses esté operativo al 100%.

Uno de los principales cambios es que el Ayuntamiento centralizará todos los servicios municipales. Hasta ahora algunos de ellos estaban ubicados fuera de la Casa Consistorial por falta de espacio, un problema que se arrastra desde los años setenta. El edificio ya está totalmente amueblado, por lo que tan solo falta trasladar al equipo humano y equipamiento como ordenadores y documentación. Asimismo, también se han eliminado las barreras arquitectónicas para personas de movilidad reducida. "Centralizar todos los servicios será más cómodo para los vecinos y la gestión municipal, y se rentabilizará mejor la utilización de los servicios públicos", destacó la alcaldesa de Alcorisa, Julia Vicente.

Además de los servicios que ya se prestan actualmente, la Casa de la Villa cuenta con un gran salón diáfano de alrededor de 200 metros cuadrados, en el que ayer se celebró el acto de inauguración, que servirá para la gran vida cultural y asociativa con la que cuenta el municipio durante todo el año. Uno de sus posibles usos es la celebración de bodas civiles, que hasta ahora se oficiaban en el salón de plenos, un lugar que se quedaba muy pequeño.

La primer edil alcorisana hizo especial hincapié durante su intervención en nombrar a todas las personas que han contribuido a la obra, en la que han trabajado varias corporaciones. El proyecto se redactó en 2004, pero ha tenido que adaptarse a los cambios surgidos en las diferentes fases de ejecución. Vicente explicó que entre 2003 y 2007 se desarrolló el vaciado y demolición de dos viviendas y se llevó a cabo la estructura y cerramiento del edificio. Tras el parón entre 2011 y 2015, en la actual legislatura se ha vuelto a contar con el apoyo económico del Gobierno de Aragón a través de los fondos FITE.

Etiquetas