Los empresarios reclaman 1.000 millones de fondos UE contra la despoblación hasta 2020

La negativa del ministro Montoro a negociar ayudas europeas especiales aviva las demandas de la patronal

Niños, adultos y ancianos, en el parque de los Fueros de la capital turolense
Antonio García/bykofoto

Los empresarios de Teruel han puesto en marcha un ‘plan B’ante la negativa del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, a negociar con la Unión Europea un plan de ayudas específico para esta provincia y las de Soria y Cuenca, cuyo desarrollo tropieza siempre, desde hace décadas, con la falta de población.


La patronal turolense reclama que, si no es posible acceder a los Fondos Estructurales que Bruselas prevé para zonas con baja densidad de población, llegue al menos el 20% de los fondos europeos que recibirá el Estado Español para el periodo 2014-2020 y que todavía no han sido distribuidos entre las distintas comunidades autónomas.


Ese porcentaje supondría algo más de 1.000 millones de euros para cada una de las tres provincias a lo largo de seis años o, lo que es lo mismo, 160 millones de euros por provincia y año. De los 36.000 millones que percibirá España de fondos UE entre 2014 y 2020, 20.000 millones ya están asignados y quedan por repartir 16.000 millones. "Sería un potente plan de choque para el desarrollo de los territorios rurales; eso es el futuro de Teruel", subrayó ayer Chesús Yuste, diputado de CHA en el Congreso por la Izquierda de Aragón, cuya formación política respalda al empresariado de Teruel, Cuenca y Soria y presentará una moción en los próximos días en torno a dicha reivindicación.


Por su parte, el presidente de la Confederación Empresarial de Teruel, Carlos Mor, exigió que Teruel, Soria y Cuenca reciban ayudas especiales por su situación de despoblación y no según la renta per cápita en el marco de Aragón y de España puesto que este dato siempre aparecerá distorsionado por los índices económicos que arrojan otras ciudades con mayor densidad demográfica y más desarrolladas.


"Teruel está como está, precisamente, por haber sido excluida de los Fondos Estructurales del Objetivo 1 de la Unión Europea, que atendían a datos económicos globales", dijo Mor. El presidente de los empresarios turolenses reclamó "una política de equilibrio territorial que no focalice los recursos económicos en unas pocas ciudades". "De lo contrario –agregó–, Teruel le va a resultar muy caro de mantener a Aragón, porque llevar servicios a localidades pequeñas como Terriente o Pitarque, será verdaderamente costoso".

Buena situación geográfica

A juicio de Mor, la repoblación de las zonas más desérticas es la única solución para impulsar el despegue de la provincia y para ello es necesario contar con el apoyo del Gobierno. "La situación geográfica de Teruel es buena, pero si las acciones políticas tienen que ver más con los votos que con el deseo de desarrollar un territorio, no podemos hacer nada", destacó el representante empresarial.


No obstante, los empresarios no dejan de lado la reivindicación de parte de los fondos que la UE destina a zonas despobladas del sur del continente, como tampoco abandonan la idea de recurrir a los tribunales para conseguir lo que creen que le corresponde a la provincia de Teruel. Al igual que CHA, consideran que Cristóbal Montoro "ha dado por perdida antes de hora" la posibilidad de que Teruel, Cuenca y Soria puedan beneficiarse de cuantías que ya están ayudando a mantener la población en otras zonas del continente con el mismo problema de desertización. En los próximos días, representantes de la patronal acudirán a todas las instituciones "con poder de decisión" y mantendrán encuentros con comisarios europeos.


Etiquetas