Aragón destina parte del antiguo parador de Ordesa a la comunidad científica

Se habilitará para la investigación una parte de las instalaciones del anexo del antiguo parador como estación de campo para trabajos que se realicen en la zona.

antiguo parador del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido
Rafael Gobantes

El Gobierno aragonés ha informado de su decisión de poner a disposición una parte del antiguo parador del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido a disposición de la comunidad científica a fin de facilitar la investigación que se desarrolle en este territorio protegido.

Según informa el Ejecutivo regional, el anuncio fue hecho esta semana por la directora del parque, Elena Villagrasa, durante la VI Jornada de Investigación de Ordesa y Monte Perdido, durante la que se presentaron 'online' distintos proyectos de investigación desarrollados este año.

En concreto, se habilitará para la investigación científica una parte de las instalaciones del anexo del antiguo parador de Ordesa como estación de campo para apoyo al buen desarrollo de los trabajos de campo que se realicen en la zona.

Asimismo, el parque contará con dos nuevos proyectos en el marco de la convocatoria de 2020 de subvenciones del Organismo Autónomo Parques Nacionales.

En concreto se trata de un estudio sobre 'Las cuevas heladas del PNOMP, dinámica actual ante el cambio global y reconstrucción paleoambiental', con Ana Moreno como coordinadora, y de otro titulado 'Cartografía de alta resolución espacial del manto de nieve y su variabilidad reciente en los PPNN de montaña y los impactos de cambio climático para el horizonte 2050', con Nacho López como investigador principal.

Según las fuentes citadas, el contenido de las jornadas celebradas esta semana ha sido "muy completo", con temas sobre patrimonio natural, el seguimiento de las cuevas heladas, la evolución del glaciar de Monte Perdido y su proceso de regresión, el estado ecológico de las aguas en la cabecera de los ríos como centinelas del cambio global.

También se abordaron temas de fauna como los programas de seguimiento de lepidópteros, topillo nival, rana pyrenaica y de enfermedades emergentes, así como temas de flora sobre el seguimiento del estado de las plantas en las cimas de alta montaña y el estudio genéticos de las plantas en los roquedos.

Además, se han presentado en relación con el patrimonio cultural en vinculación al Sitio Patrimonio de la Humanidad Pirineos Monte Perdido, el patrimonio inmaterial de la microtoponimia y los testimonios de diversos personajes emblemáticos sobre tradiciones.

Asimismo, se han dado a conocer los trabajos realizados para la puesta en valor de las actividades ganaderas en el Parque Nacional y su influencia en la modelación del paisaje de este territorio protegido.

La participación de oyentes en la jornada virtual fue elevada en número, con hasta 100 registros durante la mañana y unos 60 durante las ponencias de la tarde, a la vez que muy activa en consultas y preguntas al finalizar cada ponencia. 

Etiquetas