Calamocha: por la sierra de Valdellosa, a pie o en BTT

La ruta hasta el Peñón de los Soldados, en los montes circundantes a la localidad calamochina,  nos permitirá disfrutar de las vistas de la sierra de Valdellosa o la cuenca de Gallocanta tras un paseo entre coníferas y robles.

Vista de la entrada de la localidad de El Poyo del Cid, donde comienza esta ruta.
Tony García

Los montes de Calamocha hacen de frontera geográfica entre la cuenca de Gallocanta y el valle del Jiloca, interviniendo de manera muy protagonista en la regulación natural de los aportes de agua de la laguna de Gallocanta. Merece la pena deambular tranquilamente por estos montes,  entre rebollos y carrascas, salpicadas por sotobosques ricos en jara; ascender a san Esteban y Valdellosa, acercarse al cerro de santa Bárbara (donde encontraremos una ermita popular) o continuar por las sierras cercanas de Tornos y Torralba de los Sisones.

Dentro de este hábitat de la sierra de Valdellosa, en esta ocasión proponemos la ruta que lleva al Peñón de los Soldados,  un recorrido circular, apto tanto para hacer a pie como en bicicleta. Se trata de una travesía de menos de 10 km pero que presenta algunos repechos duros. Esta ruta se encuentra recogida en la guía 'Calamocha, paisajes y senderos para tu gusto', que se puede descargar gratuitamente aquí. 

La ruta permite ascender hasta el peñón de los soldados desde dos puntos de partida distintos, la localidad de El Poyo del Cid y el Área Recreativa de Icona (Calamocha). Recomendaremos, en este ejemplo, el primer punto de salida, la plaza de El Poyo. Hay que coger, al oeste, el camino de la Mina, unas antiguas explotaciones de hierro que estuvieron en funcionamiento desde finales del siglo XIX. Nada más atravesar la cantera, se inicia un duro ascenso a través de una senda, marcada como P-1, que nos conduce a nuestro destino. Hay que tener cuidado en la subida, pero el paraje merece la pena. Atravesamos bosques de carrascas (Quercus ilex), rebollos (Quercus faginea) y pinos de repoblación, con pino laricio (Pinus nigra) y pino resinero (Pinus pinaster).

Una vez alcanzada la cima de Valdellosa, nos toparemos con el vértice geodésico y una torre de móviles y televisión. Las vistas desde aquí son espléndidas, pues se extienden por la cuenca de Gallocanta, las parameras de Monreal-Blancas, Sierra Menera y el valle del Jiloca, observando al fondo la imponente sierra de Cucalón. Hacia el norte la vista nos llega hasta el Moncayo.

Podemos regresar por el mismo camino u optar por una ruta circular. Para esto, nos encaminaremos hacia el Área Recreativa de Icona por un camino forestal, para girar y bordear toda la sierra de Valdellosa por su sector oriental. Marcado como P-2, es un camino de unos 5 km que discurre entre coníferas y robles.

Minas de hierro de El Poyo del Cid

A finales del siglo XIX se extendió por toda España una fiebre minera vinculada a la búsqueda de hierro, muy demandado en los mercados europeos. Las prospecciones se hicieron muy habituales en Albarracín y Sierra Menera, pero también en otros lugares cercanos con potencialidades mineras. Hacia 1880 la familia de los Beltrán (El Poyo del Cid) y Rivera (Calamocha) decidieron montar una empresa para explotar los yacimiento de hierro que localizaron en el monte de Vadellosa, junto a la localidad de El Poyo del Cid. Se abrieron varias galerías subterráneas y se construyeron edificios para guardar la pólvora y afinar las herramientas. Se abandonaron en 1920 tras comprobar la escasa viabilidad de su explotación.

Mapa de la ruta Valdellosa.

DATOS ÚTILES

Salida desde El Poyo:

Distancia total: 9,7 km.

Desnivel acumulado: 422 m.

Altitud máxima: 1.212 m.

Altitud mínima: 914 m.

Etiquetas