Menu lateral amp
Educación

Tres plataformas de familias aragonesas se unen para reivindicar mejoras en la calidad y servicios educativos

El grupo aglutina las peticiones de las plataformas Comedores Escolares Públicos de Calidad, British Aragón y Por la Jornada Partida en Aragón. 

Actualizada 10/09/2018 a las 10:51
Cocina de un colegio de Zaragoza.


La Plataforma por unos Comedores Escolares Públicos de Calidad, la Plataforma British Aragón y la Plataforma por la Jornada Partida en Aragón han unido sus fuerzas para poner de manifiesto los efectos negativos sobre la calidad educativa y los servicios que, a su juicio, están teniendo algunas de las medidas adoptadas por la Consejería de Educación. El grupo lamenta que las reivindicaciones de las familias aglutinadas en estas plataformas no se están teniendo en cuenta en este inicio del curso 2018-19. 

Según explican en un manifiesto, como Plataforma de Comedores denuncian "el continuo desmantelamiento de los comedores escolares, dejándose de gestionar directamente desde la propia administración y externalizándolos mediante el sistema de subasta, algo impropio de un servicio ligado a la alimentación y salud de nuestras hijas e hijos". Así, solicitan que sean las familias quienes tengan el mayor peso específico a la hora de determinar qué empresa va a gestionar el comedor escolar, como ocurre ya en varias comunidades.

También muestran su "decepción" por el reciente pliego de adjudicación del servicio, "mucho peor que el pliego paralizado en el 2017 y donde únicamente se rige la concesión mediante la valoración de criterios puramente económicos, algunos de ellos incluso de mejoras patrimoniales –como las mejoras de las instalaciones- que consideramos ajenas al servicio licitado; descartándose la obligación de eliminar el plástico en todo el proceso de línea fría, algo que ya actualmente se hace en dos colegios públicos de Zaragoza, así como la no obligación de introducción de alimentos de procedencia ecológica, motivos por los que, entre otros, los pliegos han sido recurridos ante el TACPA, ya que en ningún momento se han incorporado cláusulas de calidad especificadas en la Directivas Europeas de Contratación Pública". Según auguran, todo ello va a suponer que estos pliegos, "acaben en los tribunales". 

También lamentan la "desinformación" sobre los colegios "donde se deberían de haber producido las obras necesarias para el cambio de sistema de cocinado de línea fría a cocinado in situ, de hecho hemos constatado que en colegios como Zaragoza Sur, Vadorrey o Valdespartera en donde se habían anunciado dichos cambios, no se ha ejecutado obra alguna durante el periodo no lectivo estival, siendo este el momento preciso para acometer dicho cambio". 

También anuncian que vigilarán el compromiso de Educación en junio en lo que respecta al calentado de las comidas en recipientes de acero inoxidable por las empresas que prestan el servicio, así como las instrucciones a los centros educativos en aras a facilitar la participación y seguimiento por parte de las familias del Servicio de Comedor Escolar.

Por su parte, la Plataforma por la Jornada Partida ha trasladado al Departamento de Educación "numerosas quejas de familias por incumplimientos de proyectos de tiempos escolares, de horarios de tutorías, de refuerzos y apoyos y otras actividades complementarias sin haber obtenido ni una sola solución por parte de la Administración". Añaden que solicitan una evaluación y seguimiento serio e independiente de los proyectos “innovadores” y sus resultados, así como del impacto de la jornada sobre comedores, actividades extraescolares y resultados académicos. Según apuntan, "la evaluación actual consistente en una visita de la administración al centro y en una encuesta a familias de la que se desconocen los porcentajes de participación y el desglose de las respuestas por centros nos parece insuficiente, poco rigurosa y rayando la tomadura de pelo".

Por último, la Plataforma British teme "por la suerte que a largo plazo correrán los centros adscritos en la actualidad al Convenio MEC-Bristish Council y tenemos claro que no habrá ni una sola nueva incorporación más a Convenio en Aragón, ahora que por Resolución todos los centros Bristish Council pasamos a ser BRIT-BC". Lamentan que las instrucciones a los centros "no son claras dado que el modelo BRIT no es equivalente a las recomendaciones del Convenio MEC_BC hasta ahora vigente en cuanto a número de horas y elección de asignaturas, especialmente en secundaria".

En este sentido, explican que no se sabe si en secundaria se mantendrán las 5 horas de Literacy semanales frente a las 4 del modelo BRIT (3 en 3º de ESO), ni si seguirán dando el 50% de tiempo lectivo en inglés que marcan las recomendaciones actuales de desarrollo del Convenio o bajarán al mínimo del 30% más un 5% de actividades complementarias que establece el BRIT. 

"Entendemos la necesidad de implantar un modelo de bilingüismo de cierta calidad que pueda implementarse en todos los centros de Aragón que lo deseen, pero no queremos que un modelo como el del Convenio MEC-Bristish Council que está evaluado, altamente reconocido y experimentado sea sustituido a largo plazo por un modelo BRIT cuyos resultados están por ver", añaden.

Según explican, cada una de las tres plataformas ha surgido desde la autoorganización de familias preocupadas por los temas de los que se ocupan, son independientes de sindicatos y partidos políticos, y luchan por una escuela pública al servicio de la sociedad, "donde la calidad además de la equidad y la gratuidad sean elementos diferenciadores del modelo público frente a otros modelos".

Otras reivindicaciones

Además de lo planteado, añaden la "profunda preocupación" porque no se avance en recuparar la gratuidad de libros, algo que consideran "fundamental" en la etapa obligatoria y que ven que otras autonomías mantienen o han recuperado, como Andalucía o Vlaencia. 

También reprochan a la administración educativa su falta de "voluntad política" para aprobar la normativa que permita reducir el periodo intersesiones ​​​​​​, es decir, reducir el tiempo de comedor al mínimo de dos horas. Según dicen, se impidió en el último Consejo Escolar "con 'agosticidad' y alevosía y lo peor, con posterioridad a la matriculación de nuevos alumnos que eligieron centro con un horario de comedor que se ve modificado, y todo ello por mayoría simple, lo que implica que los votos de las familias en Consejo Escolar aunque sean todos en el mismo sentido no valen nada, dado que el 50% del órgano con derecho a voto está constituido por representantes del profesorado".

Posible adelanto de las recuperaciones de septiembre a junio  

Además, piden que se tenga en cuenta su posición ante posibles cambios en el calendario lectivo y adelanto de las pruebas de recuperación de septiembre a junio en educación secundaria. Alegan que en otras comunidades con alguno de estos cambios (Cantabria, Navarra, Madrid) los resultados no parecen ser mejores y existen denuncias de sus respectivas Federaciones de Madres y Padres respecto a las consecuencias negativas sobre las familias y sus hijos: aumento de deberes, disminución de horas y días reales de tiempo lectivo efectivo, especialmente en secundaria al adelantar la evaluación del último trimestre para poder hacer la recuperación en junio, además de un incremento en los problemas para la ya difícil, costosa y maltrecha conciliación laboral y familiar de las familias. 

También reclaman que en el calendario lectivo, "que ya de por sí es el mínimo que marca la normativa (175 días) haya 175 días lectivos reales para todos los alumnos, especialmente en secundaria, tanto para los que aprueban y los que no".

Según aseguran, conocen la situación ocurrida el curso pasado en demasiados IES, especialmente en los cursos superiores de ESO, "donde en muchos institutos no hubo prácticamente actividad tras la evaluación final, lo que conllevó que bastantes alumnos prefirieran quedarse en casa desde el 14 o 15 de junio. Situación que desgraciadamente se vuelve a producir en el inicio del curso 2018-19, donde a pesar de que el curso comienza el 13 de septiembre, se pierden los días 13 y 14 en presentaciones, para empezar de forma efectiva el lunes 17 de septiembre. En la mayoría de IES se pierden días lectivos a final y a principio de cada curso, y todo ello a pesar de que en pocos centros se consigue llegar a ver todo el temario y de que el calendario siempre se ciñe al mínimo de días lectivos que permite la norma". 

Reclaman, asimismo, colegios abiertos y no cerrados, un ebate sobre el calendario lectivo no centrado en los días de vacaciones ni en el periodo mínimo lectivo que permite la normativa, una innovación metodológica medida y evaluada de forma rigurosa,  que el servicio de comedor sea considerado como un servicio educativo, un bilingüismo de calidad, y una  educación adaptada a cada alumno.  





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual