Las temperaturas caerán 10 grados en todo Aragón a partir del miércoles

Las máximas se situarán por debajo de los 30 grados en las tres provincias y las precipitaciones serán generalizadas

La primera ola de calor del verano tiene las horas contadas. Aragón registrará a partir de mañana una caída de temperaturas de hasta 10 grados que hará que las máximas se queden por debajo de los 30 en Huesca y Teruel y que las mínimas oscilen entre los 10 y los 16 en las tres provincias. El descenso irá acompañado de avisos por lluvias y tormentas en puntos como el Pirineo oscense, las Cinco Villas, el Bajo Aragón, Gúdar y el Maestrazgo y la zona de Albarracín y el Jiloca, que entrarán en prealerta.

Rafael Requena, delegado territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Aragón, confirma que los cambios comenzarán a notarse a última hora de hoy. El aire de origen africano que ha elevado estos días el termómetro hasta los 40 grados será desplazado por viento de componente norte que, junto a una vaguada, provocará tormentas que podrían ser especialmente intensas en el norte de Aragón.

Así, Zaragoza pasará de los 38 grados de máxima de hoy a los 30 del jueves y el viernes, mientras que las mínimas, ahora de 21 grados, se quedarán en los 16. También significativo será el descenso que registrará Huesca, donde el termómetro descenderá por debajo de los 30 grados. En este caso, los valores más bajos se situarán en torno a los 14.

Teruel, por su parte, cambiará los 34 grados de hoy por los 27 del viernes. Más frías serán las noches, que tendrán mínimas de entre 12 y 10 grados. "Puede producirse una bajada bastante significativa", advierte Requena. Las precipitaciones se dan prácticamente por aseguradas en las tres provincias. Hoy mismo podrían producirse las primeras en puntos de Huesca y Teruel. "La vaguada entrará mañana por la parte occidental de la Península y, ya el jueves, estará totalmente encima", añade el delegado territorial.

Hoy, en todo caso, seguirá el calor. Las previsiones de la Aemet apuntan a máximas de entre 34 y 38 grados, cifras que harán que la Comunidad active por decimosexto día consecutivo los avisos por altas temperaturas. La ola que ya termina, no obstante, no ha batido récords en Aragón como sí lo ha hecho en otros puntos del centro y el sur de la Península.

Aunque Zaragoza estuvo a punto de superar su mínima máxima, que sigue estando en los 24,7 grados, los 23 que se registraron la noche del domingo al lunes confirman que el récord seguirá intacto. Pese al abrupta caída de las temperaturas, la Aemet prevé que el termómetro vuelva a recuperarse de cara al final de semana. Entonces, se espera que Zaragoza alcance nuevamente los 37 grados y que Huesca y Teruel se queden con unos 32.

Etiquetas