Menu lateral amp
Reportaje

Aragón en el Sistema Solar

El nombre de Aragón está también escrito en el cielo. Un total de 26 lugares del Sistema Solar llevan nombres de accidentes geográficos o personalidades aragonesas. Proponemos hoy una sorprendente ruta que explica cómo subieron hasta Marte el valle del Ebro y la localidad de Chía y, hasta un satélite de Saturno, el embalse de la Sotonera.

Actualizada 24/04/2018 a las 17:51
En la parte superior de la imagen se distingue Dorsum Azara, una arruga en la superficie lunar de más de 100 km de longitudNasa


El nombre de Aragón está también escrito en el cielo. Destacados accidentes geográficos e ilustres personajes tienen su réplica astronómica en satélites, planetas y asteroides, a muchos kilómetros de la Tierra. Hasta la Sotonera, en versión metano, se ha encaramado a una de las lunas de Saturno.

La presencia de lo aragonés es tan amplia y llamativa que es más rápido empezar contando dónde faltan nombres aragoneses: no los hay en Venus (con todos sus relieves bautizados en femenino) ni en Júpiter (tan gaseoso que no hay nada que nombrar) ni en ninguno de sus satélites.

Esta ruta aragonesa por el Sistema Solar se encuentra recogida en un libro que firma Carlos Garcés Manau. Pero este historiador y miembro de la Agrupación Astronómica de Huesca (AAHU) no estuvo solo en la expedición que rastreó las huellas aragonesas en la cartografía astronómica.

"Conocíamos ya algún lugar aragonés: los Pirineos de la Luna, los cráteres dedicados a Ramón y Cajal y Catalán, también allí, y Saragossa Terra, en el satélite Jápeto de Saturno, y solíamos hablar de ellos cuando hacíamos actividades de divulgación sobre el Sistema Solar".

En una de aquellas actividades, un compañero de la agrupación, Carlos Latorre, le comentó que en la Luna estaba también Dorsum Azara, en homenaje al naturalista altoaragonés Félix de Azara. "Fue en ese momento cuando, junto con Jacinto Alduán, otro compañero de la AAHU, pensamos que sería interesante tratar de saber si había otros nombres relacionados con Aragón que aún no conociéramos".

"Jacinto empezó a consultar los listados de nombres de la Unión Astronómica Internacional, y aparecieron las sorpresas, algunas casi increíbles, como Sotonera Lacus o el cráter dedicado a Chía, una pequeña población pirenaica, en Marte".

Al final reunieron un total de 26 nombres y comenzaron a dar forma al libro ‘Aragón en el Sistema Solar’, donde, además de recogerlos, se repasan las características generales de la Luna y el conjunto del Sistema Solar, que tanto han dado a conocer a lo largo de los 24 años de difusión de la astronomía que lleva la agrupación oscense.

Por el camino, "por desgracia, Carlos Latorre enfermó, y murió pocas semanas antes de que se publicara el libro, que está dedicado a él". Una interesante obra en la que Carlos Garcés se encargó de los textos mientras Jacinto Alduán y Juan Castiella participaron directamente en la consulta de los listados de nombres y la selección de imágenes.

¿Quién pone los nombres del cielo?

Teruel está subido a bordo del asteroide Mathilde. Hay una Terra Saragossa en la superficie de Jápeto, orbitando alrededor de Saturno, y un asteroide denominado 2189 Zaragoza. ¿Y Huesca? Si hasta Heidi, los Beatles o Rafa Nadal dan nombre a asteroides... ¿Quién pone los nombres del cielo?

Desde hace casi un siglo, la Unión Astronómica Internacional aprueba oficialmente los nombres de los cráteres y otros relieves de planetas, satélites y cuerpos menores del Sistema Solar. La tarea de cartografiar los astros se inició mucho antes, en el siglo XVII, tras dirigir los telescopios a los cielos. Comenzaron por la Luna, cuyos relieves fueron bautizados por dos jesuitas italianos, Riccioli y Grimaldi. Desde entonces y aún hoy, el latín, y no el inglés, es la lengua de la exploración espacial; para astrónomos de todo el mundo la Osa Mayor es Ursa Maior.

Algunas denominaciones son temáticas. Así, Terra Saragossa llegó en un lote de personajes y lugares de obras universales de la literatura. A Jápeto le tocó el ‘Cantar de Roldán’, donde aparece Saragossa (pues se empleó una edición en inglés). Cerca está Roncevaux Terra. La otra Zaragoza del cielo es un asteroide, pero realmente no alude a la capital aragonesa sino al apellido del astrónomo argentino Aldo Zaragoza.

La negra superficie del asteroide Mathilde decidió a la Unión Astronómica Internacional a dedicar sus cráteres a las cuencas carboníferas de todo el mundo. La única española: Teruel.

Para relieves de Caronte, satélite de Plutón, están a la espera de ser declarados oficiales nombres tan curiosos como Mordor, Skywalker y Vader. Habrá que promover ante la Unión Astronómica que Huesca ascienda también a las alturas.

Este reportaje se ha realizado en colaboración con la Agrupación Astronómica de Huesca y el Planetario de Aragón

SIGUE LEYENDO

El valle del Ebro marciano

Los Pirineos de la Luna

¿Cómo llegó la Sotonera a una luna de Saturno?

 

 





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual