Menu lateral amp
Dietas y nutrición

El verano es la mejor época para enseñar a los niños a comer

Los expertos inciden en aumentar el consumo de fruta, pues contribuye a la hidratación y contiene muchas vitaminas.

Europa Press. Murcia Actualizada 16/07/2018 a las 11:02
Los especialistas recomiendan cinco comidas al día


El jefe de Sección de Endocrinología y Nutrición del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia, Juan Madrid Conesa, ha proporcionado una serie de consejos en estas fechas veraniegas y ha explicado que lo fundamental sigue siendo "hacer una alimentación adecuada".

Lo más importante en esta época del año, según Madrid, es el consumo de fruta y de verdura, puesto que "hace mucho calor, sudamos y nos deshidratamos". Y es que más del 90 por ciento de la composición de casi todas las frutas es agua, lo que contribuye a la hidratación. Además, estos productos contienen "vitaminas, antioxidantes, fibras y un poquito de azúcar, evitando ingerir muchas calorías".

Como se trata de un periodo de vacaciones, este endocrinólogo aconseja a los padres que se sienten a la mesa con sus hijos, porque es un buen momento para enseñar a los más pequeños a tomar frutas y verduras.

En el desayuno

Madrid puntualiza que el desayuno "básico" debería incluir un vaso de leche al que no hay que añadir azúcar, puesto que la leche ya la contiene por sí misma. No obstante, admite añadir un preparado de cacao soluble porque a muchos niños les gusta, pero aconseja no añadir mucha cantidad porque la mayoría de estos productos "llevan mucho azúcar añadido". En concreto, este profesional recomienda añadir la cantidad necesaria "solo para cambiar un poco el color y el sabor".

Para acompañar la leche, recomienda "una tostada de tomate con un poquito de aceite de oliva virgen". Si a los niños no les gustan estos productos, insta a usar cereales integrales o galletas sin azúcares añadidos, huyendo de los cereales que suelen gustar a los más pequeños y que sí que contienen este tipo de azúcares añadidos.

Asimismo, aconseja añadir al desayuno una pieza de fruta ingerida, que es preferible incluso al zumo. "No es que el zumo no sea bueno, pero es mucho mejor la fruta comida", según Madrid, quien recuerda que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que los azúcares de los zumos "son azúcares añadidos".

Tras el desayuno, a media mañana, Madrid explica que "no habría inconveniente" en dar a los niños medio bocadillo si han estado jugando en el exterior. En cambio, si se quedan en casa jugando a la consola, este endocrinólogo estima suficiente que se tomen un yogur o una pieza de fruta.

En la comida

Para la comida a mediodía, explica que estamos en una época en la que el cuerpo "te pide gazpacho, pepino o tomate". El primer plato, añade, "debe ser un plato de ensalada", pero aconseja no ponerlo al centro de la mesa porque "siempre hay alguien que se lo come y otro que no la prueba".

Asimismo, aconseja servir primero el plato de ensalada y, una vez finalizado, el guiso o plato principal, para evitar simultanearlos. "Lo primero es el plato de ensalada, que nos llena una parte del estómago, y luego se sirve lo que se haga de comer en la casa", aconseja.

De la misma forma, Madrid insta a no dejar de tomar guisos en verano, como lentejas y habichuelas, a pesar de que la gente renuncie a ellos alegando que son platos que están calientes. "Sin embargo, luego la gente se toma una paella caliente o unos espaguetis a 40 grados de temperatura en la calle", bromea.

Para acompañar las comidas, aconseja tomar trozo de pan, preferiblemente integral, que "no tiene nada que ver con el pan blanco". No obstante, reconoce que es difícil conseguir pan integral de verdad, porque la mayor parte del que se vende es pan con salvado, que no lleva el germen del grano de trigo.

Para la cena

A media tarde, si el niño está corriendo y jugando, Madrid explica que se puede tomar como merienda medio bocadillo, preferiblemente de queso fresco, atún o sardinas para "enseñarle" esos sabores. Si el niño, en cambio, no hace ejercicio, recomienda que tome solo un yogur, por ejemplo.

De cara a la cena, ha señalado que los niños pueden comer tres o cuatro veces a la semana una tortilla francesa o un huevo pasado por agua, se trata de un alimento "extraordinario", especialmente para los más pequeños.

Igualmente, recomienda enseñar a los niños a comer pescado, al menos, dos o tres días a la semana, e incluir carne en la dieta de forma moderada. Con todo ello, los niños obtienen una "buena fuente de vitaminas, antioxidantes y proteínas". Se trata, añade, de una dieta buena para los niños, adultos y personas mayores. Además, considera "positivo" que toda la familia coma lo mismo y no haya que hacer "cosas especiales".

- Ir al suplemento de salud





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual