Menu lateral amp
Salud

Un 7% de los niños en edad escolar pueden tener TDAH

La prevalencia de este trastorno ha aumentando en los últimos años. Los expertos defienden que el tratamiento farmacológico es eficaz hasta en un 80% de los casos que precisan medicación como complemento a otras terapias.

04/06/2018 a las 05:00


La prevalencia del trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH) ha aumentado en los últimos años pasando de un 5 a un 7% en edades escolares. Los expertos estiman que uno de cada 25 niños -en torno a uno por clase- pueden manifestar esta patología que si bien no es una "enfermedad grave", exige mucho tiempo hasta dar con el diagnóstico y el tratamiento adecuados. 

"Hace unos años nadie hubiera hablado de estas prevalencias de TDAH en España, pero ahora se repasan las cifras de estudios que hay en los distintos países del mundo y son muy parecidas", explica el doctor José Luis Peña, de la unidad de Neuropediatría del Hospital Miguel Servet de Zaragoza

Solamente en el último año, en las consultas de esta unidad hospitalaria han realizado el seguimiento de un total de 1.037 aragoneses diagnosticados con TDAH, un trastorno que se ve también en las unidades de Salud Mental infanto-juvenil, y en las consultas de pediatría de Atención Primaria. "Se trata de una cifra importante de niños con este problema, que si bien no es tan serio como una parálisis cerebral, el autismo o la epilepsia -trastornos que también se ven en estas consultas- exige mucho tiempo de seguimiento y muchas veces hay que ir probando hasta dar con el mejor tratamiento para que a estos niños le vayan mejor las cosas", explica Peña.

Al no existir ninguna prueba médica que sea capaz de detectarlo, el diagnóstico del TDAH es siempre funcional. Se establece en función de la entrevista clínica y lo que se hace son una serie de preguntas para ver si el niño, tanto en el colegio como en casa, tiene un buen comportamiento o por el contrario falla en algún aspecto. "Antes se establecía por encima de los 6 años, pero ahora es un diagnóstico que incluso se puede dar antes, aunque siempre con prudencia", matiza Peña.

Diferentes perfiles

Por lo general, se trata de niños movidos, inatentos, hiperativos o impulsivos, y si bien en estos últimos es más fácil hallar signos de sospecha, los primeros pueden pasar más desapercibidos. "Al que interrumpe o molesta en clase y tiene mal rendimiento académico se le pilla enseguida, pero a veces cuesta pensar en el inatento a secas porque si no suspende va pasando más desapercibido y es más traicionero", puntualiza este experto. 

A menudo, el doctor comenta que se trata de niños que tienen "mala prensa", pero insiste en que todo es culpa de esa falta de control a nivel de impulsos que presenta la mayoría de ellos como consecuencia de este trastorno con base neurológica. 

"El TDAH no es un problema de mala educación. Otra cosa es que a la hora de manejar el problema haya distintas formas de afrontarlo, y por lo primero que se aboga siempre es actuar desde un punto de vista conductual: establecer unas pautas, tanto en el colegio como en casa, para ayudarle a que le vayan mejor las cosas y vaya poco a poco ganando autonomía", afirma este médico.

Otra opción "complementaria" en estos casos es el tratamiento farmacológico, que debe estar siempre pautado por un especialista y tener un seguimiento adecuado. Así pues, los expertos advierten de que hay niños que se ven abocados al mismo porque van hacia el fracaso académico o hacia el desarrollo de otras muchas comorbilidades que tiene asociadas este trastorno, y que al final pueden hacer mella en la autoestima de estos menores. "Un niño que no es feliz porque las cosas le salen mal a pesar de que es esfuerza probablemente tenga este problema. No obstante, aunque no siempre sea fácil la coordinación hospital-primaria-colegio, cada vez hay más conciencia por parte de todos de que el niño presenta una dificultad y de que con ayuda de todos esta es una enfermedad subsanable", subraya Peña. 

Si el niño está "bien orientado", este especialista afirma que hasta en un 70 u 80% de los casos el tratamiento farmacológico es eficaz. "Antes teníamos una pastilla para todos, pero ahora contamos con siete u ocho fármacos distintos que hay que ir probando y hacer un seguimiento para ver cómo responde y si se le retira o no", añade.

Para hacer conciencia y tranquilizar a los padres, dado que se trata de un trastorno cada vez más común que -recalca- es "subsanable", este especialista ayuda a vencer algunos mitos al afirmar que tener un problema de TDAH no quiere decir que la persona no tenga capacidades. 

"En medicina, el cerebro ejecutivo (o la memoria de trabajo) la comparamos con el director de orquesta. Puedes tener muy buenos músicos en ella, pero si el cerebro ejecutivo que es el que dirige no funciona bien, es difícil que marche. En TDAH sucede igual. Con un manejo adecuado te puedes encontrar a muchas personas con TDAH que han sido capaces de alcanzar sus objetivos en la vida, ser felices, encontrar un trabajo y formar una familiaAhora bien, el niño que no se maneja adecuadamente en ocasiones está abocado al fracaso o incluso a tener problemas de todo tipo por las comorbilidades que tiene asociadas la enfermedad", concluye. 





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual