Menu lateral amp

Signos

Juan Alonso García Actualizada 18/04/2016 a las 14:41


Escribió tres puntos suspensivos y volvió a empezar. Esta vez todo seguido, sin comas. Repitió por enésima vez el signo de exclamación para expresar interjecciones tan frecuentes como: ¡ay!, ¡por favor!, ¡basta!, ¡no! ... y la última había sido la cuarta o quinta vez que recurría al punto y aparte. Si hubiera utilizado el punto final en su relación, ahora no estaría su padre aquí, en el Complejo de Torrero depositando un gran interrogante sobre la tapa del ataúd.
Etiquetas




Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual