Menu lateral amp
Seguridad vial

¿Puedes dar positivo en un test de drogas siendo fumador pasivo?

Los disgustos que puede originar la exposición al humo que genera el cannabis van más allá de la salud.

02/07/2018 a las 05:00
Factores como haber estado expuesto al humo del cannabis en un lugar cerrado y sin ventilación durante unas horas pueden contribuir a que se dé positivo en la prueba de drogas.Pixabay.


A pesar de la entrada en vigor de diversas leyes antitabaco, con las respectivas restricciones que estas acarrean, el nivel de consumo de esta sustancia en el mundo sigue siendo muy elevado y provocando una de cada diez muertes a lo largo y ancho del globo terráqueo. Sus componentes adictivos, su asociación con costumbres profundamente arraigadas en la vida de muchas personas y la cantidad ingente de dinero que los estados recaudan con su venta son algunos de los factores que explican esta situación.

Es ampliamente conocido que la inhalación del humo que generan los cigarrillos puede causar diversas enfermedades e incluso la muerte, se sea fumador activo o pasivo. Pero, además, la sola exposición a este puede ocasionar otros disgustos de los que quizá no se es consciente cuando una persona que no tiene este vicio se rodea de amigos, familiares o compañeros de trabajo ávidos de dar unas caladas a su pitillo.

Uno de ellos puede darse en ese delicado momento que supone el hecho de que un agente de policía pare a un conductor en la ciudad o en la carretera, y le someta a un test de drogas. Esa persona puede pensar, en un primer momento, que no va a tener ningún problema. No obstante, si hace solo unas horas que ha estado próximo a otras que hayan consumido junto a él algo de cannabis mezclado con su tabaco podría llegar a dar positivo en la prueba.

Pero, ¿cómo es posible? Aunque muchos expertos sostienen que para que el organismo de un fumador pasivo dé positivo en tetrahidrocannabinol (THC), el principal elemento psicoactivo del cannabis, tendría que estar rodeado de humo durante horas, existen estudios que indican que en determinadas circunstancias este tipo de consumos pueden no superar los citados controles. Esto es debido a que si una persona ha estado expuesta a este humo, en un lugar cerrado y sin ventilación, ha podido absorber fácilmente el THC, que a su vez ha pasado a la sangre y originado diversos efectos en su organismo.

Desde el punto de vista de la seguridad vial, numerosos entendidos en el tema ponen el foco en el riesgo de estos efectos como objeto a prevenir, pues podrían hacer que se causase daño a terceras personas. No obstante, esta circunstancia genera un importante debate entre los usuarios debido a la ausencia de intencionalidad del individuo implicado y a que su exposición al humo puede no haber sido suficiente como para ver mermadas sus facultades aunque en el test de positivo.

Aunque la primera de estas pruebas en carretera es conocida como de aproximación o cribado, el conductor puede pedir que se la repitan en un laboratorio a través de un análisis de sangre con equipos más cualificados que otorgan a la misma una mayor fiabilidad. En cualquier caso, conviene tener la citada posibilidad en cuenta, dado que el hecho de conducir bajo los efectos de esta droga puede llegar a considerarse delito y acarrear penas de prisión de hasta seis meses y la retirada del carné de conducir por un periodo de cuatro años.

- Ir al suplemento 'On the road'.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual