Menu lateral amp
Zaragoza

Terapia canina junto a las celdas

La federación de ayuda a personas con discapacidad intelectual llega a la cárcel de Zuera para impartir sesiones asistidas con animales. 

A. Gil Actualizada 15/04/2015 a las 08:31
Carlos Izquierdo y Ángel (del centro penitenciario), Roberto Banzo y Erika Barón (Asceal) y Esperanza Marín (Feaps) en la entrada de Zuera.Heraldo


Las terapias asistidas con animales han demostrado su utilidad en ámbitos de todo tipo y para personas con no importa qué discapacidad o enfermedad. Son habitualmente perros, pero también caballos o incluso delfines, y se utilizan como una herramienta que potencia los resultados de los tratamientos y las sesiones de ayuda psicomotriz. La Federación de Asociaciones de Ayuda a la Discapacidad Intelectual (Feaps) en Aragón tiene un programa de ayuda a reclusos del centro penitenciario de Zuera don problemas de ese tipo. Una Golden Retriever de tres años llamada Nora colabora en la terapia.

Dentro de su plan de apoyo, atienden a 14 personas dos veces por semana. Los miércoles realizan un taller conjunto para potenciar aspectos de carácter social y los viernes visitan de manera individualizada a los internos, para revaluar los casos o hacer nuevos diagnósticos según lo que observen los profesionales del centro. De este grupo de reclusos, cinco han sido seleccionados para participar en las sesiones terapéuticas asistidas con Nora. Esperanza Marín es la terapeuta de Feaps Aragón responsable del programa y, después de un tiempo trabajando en Zuera, planteó "introducir animales en los talleres". "Es un cambio novedoso y diferente", explica Marín.

Objetivos sociales y sanitarios


Este nuevo tratamiento comenzó el pasado 20 de marzo y se realiza cada 15 días. Esperanza Marín afirma que hay una primera fase aprobada que durará hasta septiembre de este año y, una vez que se comprueben los resultados de la terapia y el impacto en los presos, se alargará hasta final de 2015 si el veredicto es positivo. El grupo, formado por cuatro hombres y una mujer con discapacidad intelectual, trabaja siempre con Nora y con Esperanza, aunque al principio el perro tiene mayor protagonismo dentro de las actividades. "Se crea primero un vínculo –precisa la terapeuta–, y luego el animal pasa a un plano secundario".

Los objetivos que se busca alcanzar tienen que ver con la comunicación, el cuidado personal, la autoestima, la adquisición de responsabilidades o la estabilización de las emociones. Los discapacitados intelectuales que atiende Feaps en Zuera tienen un "insuficiente apoyo externo" y "déficit de autoestima", enumera Marín. "También duermen de manera irregular y sus hábitos de higiene no son adecuados", puntualiza.

La responsable del programa confía plenamente en el papel de Nora para ayudarles a cambiar y mejorar su calidad de vida. "Está demostrado que las terapias asistidas con animales ayudan a relajarse y a conciliar el sueño y también disminuyen el estrés y la ansiedad y potencian la expresión de los sentimientos y de la comunicación", argumenta Marín.

La terapeuta hace especial hincapié en diferenciar la discapacidad intelectual de las enfermedades mentales. "No tienen facilidad para las relaciones sociales y no aceptan bien las normas, pero no padecen ningún trastorno", distingue. Las personas con este tipo de discapacidad tienen "limitaciones significativas en el funcionamiento intelectual" así como en su día a día, lo que se manifiesta "en habilidades adaptativas conceptuales, sociales y prácticas", definen en Feaps.

Una vez que cumplen su condena y salen del centro penitenciario, Feaps hace un seguimiento de las personas dentro del programa para facilitar su reinserción sociolaboral. Marín señala que les "cuesta" ya que en la cárcel tienen la vida "más organizada", pero apostilla que ninguno de los que ha salido de Zuera "ha vuelto entrar". La responsable celebra que ahora hay más "sensibilización" hacia la discapacidad intelectual y que "se identifica antes a las personas que presentan este hándicap".




Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual