futuro laboral

¿Qué debo hacer para avanzar en mi carrera profesional?

Lo más recomendable es empezar analizando los puntos fuertes de cada perfil así como las oportunidades del mercado laboral, entre otras cuestiones.

Curriculum vitae: ¿qué destacar?
Pixabay

Se conoce como análisis DAFO y es una herramienta empresarial que sirve para estudiar la situación de una organización o proyecto, basándose en sus debilidades y fortalezas, así como en las amenazas y oportunidades (las iniciales de estas cuatro palabras componen el término DAFO). Con ello, se obtiene una visión global que permite orientar mejor sus estrategias y acciones de negocio.

Del mismo modo, esta técnica se puede aplicar a nivel personal para saber cuáles son nuestras virtudes, nuestros defectos y cómo nos pueden afectar a los retos que nos encontremos en el futuro. Resulta fundamental para saber aprovechar mejor las oportunidades y tratar de que los peligros nos afecten lo menos posible. 

Conocerse a uno mismo es clave para la vida profesional y personal. Por eso, un análisis DAFO puede resultar tremendamente útil, por ejemplo, en las entrevistas de trabajo, además de que nos ayudará a esbozar los pasos que debemos dar para avanzar en nuestra carrera laboral.

Persona y entorno

Por tanto, hay que empezar por un análisis interno, en el que hay que centrarse en uno mismo. Es importante ser sinceros y contestar de forma honesta. Lo primero es identificar las fortalezas de cada uno: ¿en qué destaco?, ¿soy una persona creativa?, ¿cuál es mi mayor virtud?, ¿soy productivo?, ¿tengo una actitud positiva y proactiva?, ¿tengo alma de líder? ¿mi expediente es impecable?...

A continuación, hay que plantearse las debilidades y dar con aquellos aspectos que impiden que se avance a nivel profesional: ¿no tengo experiencia?, ¿me cuesta trabajar en equipo?, ¿mi nivel de inglés no es muy alto?, ¿me cuesta adaptarme a los cambios?...

Después, llega el momento del análisis externo para tener la foto del entorno laboral en el que queremos desarrollar nuestra carrera profesional. Además, deberemos pensar en elementos relacionados con nuestras circunstancias personales que puedan afectarnos, como la situación familiar. 

En este capítulo, nos detendremos en las amenazas, entendidas como las circunstancias que puedan ser perjudiciales a la hora de alcanzar nuestras metas: ¿existe una alta tasa de paro?, ¿la competencia es muy alta?, ¿el entorno laboral es inestable?, ¿tengo una situación familiar complicada?, ¿tengo hijos o personas mayores a mi cargo a los que les tenga que dedicar mucho tiempo?...

A continuación, nos centraremos en las oportunidades y en aquellos aspectos externos que puedan ayudarnos a conseguir nuestros objetivos: ¿es un sector puntero y en pleno crecimiento?, ¿mi familia puede darme apoyo económico para comenzar mi negocio?, ¿puedo solicitar alguna ayuda al Estado?, ¿es una profesión muy demandada?...

Con este exhaustivo análisis, podremos decidir fácilmente qué puntos queremos destacar en las entrevistas de trabajo, cuáles debemos mejorar y cómo prepararnos para el futuro.

Etiquetas