Imprescindibles en cualquier menú nupcial

Una de las tareas más complicadas en la organización de una boda es la de seleccionar el menú. En la actualidad, triunfan los sabores de siempre y las recetas creativas e innovadoras.

 

Lo aconsejable es combinar sabores de siempre con recetas creativas que otorguen un toque diferente a los platos.
Unsplash

Escoger el ‘catering’ de la boda es una de las tareas más complicadas para la pareja, porque complacer a todos los invitados es realmente difícil. Lo aconsejable es combinar los sabores de siempre con recetas creativas e innovadoras que otorguen un toque diferente y actual a los platos. Entre los aperitivos nunca pueden faltar clásicos como el jamón de bellota, las tablas de quesos o el sushi. En lo que a bebida se refiere, un buen vino o las catas de cervezas nunca fallan. Es importante tener en cuenta a las personas vegetarianas, veganas y con intolerancias o alergias a ciertos alimentos. Además, cada vez es más habitual ofrecer recena a los invitados, como una mesa de dulces (‘cupcakes’, macarons y golosinas) o de palomitas de diferentes sabores, o un puesto de perritos calientes.

Primer plato

Los primeros platos ligeros, como ensaladas, sopas o cremas, suelen ser los más adecuados. Una opción apetecible es el salmorejo cordobés con burrata di bufala. Pero también es frecuente escoger alguna receta de pasta especial, como raviolis de calabaza y requesón con salsa de nueces. Además, el foie es el ingrediente estrella de cualquier plato y un deleite garantizado.


Segundo plato

Ante la eterna duda de escoger entre carne o pescado, solomillo, ternasco, lubina y dorada son aciertos asegurados. Envoltini de salmón relleno de ceviche de lubina y crudités o solomillo de ternera con salsa de boletus, tierra de romero, manzana osmotizada y melocotones asados son dos apuestas originales que sorprenderán a cualquier invitado.

Postre

Probablemente sea el plato más esperado en las ceremonias nupciales. Muchas parejas no lo dudan y apuestan por el clásico ‘brownie’ de chocolate. Otras se decantan por la popular tarta de queso idiazábal, pero también están las que prefieren innovar. Triunfan las recetas diferentes, como peras estofadas al vino con helado de regaliz o panacota de mango.

-Más información en 'Suenan campanas', la guía de bodas de HERALDO.

Etiquetas