La UCA avisa de que Marina d'Or engaña si se publicita como algo que no es

La Unión de Consumidores de Aragón ve factible reclamar ante los tribunales si alguien considera que el valor de su apartamento se devalúa tras la decisión de Sanidad sobre el complejo de vacaciones

Vista de la zona de hoteles de Marina d'Or, con el balneario a la izquierda.
Marina d'Or

No están sorprendidos en la Unión de Consumidores de Aragón con la noticia de la retirada de la categoría de balneario a Marina d'Or al no acreditar el empleo de aguas termales. De hecho, lo consideran un paso más en la línea empresarial de la conocida como "ciudad de vacaciones" de Oropesa del Mar. "En toda su publicidad ha habido engaño, ya que se ha anunciado siempre como balneario y no lo era", denuncia José Ángel Oliván, portavoz de la UCA. Añade que esta condición es "uno de los atractivos" que se ofrecen a los posibles compradores o usuarios de sus instalaciones para animarles a adquirir una vivienda o pasar allí unos días de descanso. Y la decisión del Ministerio de Sanidad podría, de hecho, pesar en las decisiones futuras de estos hipotéticos clientes o inversores. O en las de quienes ya disfrutan de sus vacaciones en este enclave de la costa castellonense.

Por ello, desde la UCA ven factible que en un futuro pueda reclamar ante los tribunales cualquier persona que considere que el valor de su inversión se ha devaluado tras la medida gubernamental. Para Oliván, "hay un agarradero jurídico" para presentar una demanda, aunque se muestra asimismo cauteloso con el resultado de la misma. 

Desde su creación, el sueño de Marina d'Or ha conquistado a numerosos aragoneses. De hecho, entre los clientes del complejo destaca la presencia de zaragozanos.   

Desde Marina d'Or se ha hecho notar que "nadie ha dicho nunca" que el agua que utilizan sea medicinal y han subrayado que el centro "trabaja con agua del mar" y "así se ha anunciado siempre, como balneario de agua marina". Oliván afirma que este tipo de publicidad "no tiene ningún sentido". "Es como decir que el agua mineral adelgaza. Son trucos publicitarios", zanja el portavoz de la UCA, para quien no habría diferencia alguna entre bañarse en el mar, gratis, y pagar un dinero por hacer lo mismo en las instalaciones de Marina d'Or. 

"¿Un dinero? ¡Un dineral!", afirma Pilar Delgado, turiasonense de 44 años y propietaria de un apartamento en la zona. Cuenta que en los ocho años que hace que su marido y ella tienen esa vivienda solo han ido una vez al balneario, y fue porque una amiga les regaló las entradas. Pese al descuento del 12% que Marina d'Or ofrece a quienes residen en la zona, pasar tres horas junto a sus dos hijos en el recinto termal les supondría un desembolso de unos 200 euros. "En condiciones normales no me gasto eso ni loca", asegura. Además, cuenta que el recinto estaba "a reventar" en el pasado puente de la Inmaculada y que las duchas y los vestuarios eran algo cercano "al caos". "En verano, unos amigos intentaron ir y les resultó imposible; había tanta gente que la empresa tuvo que poner un cupo de entrada", explica Delgado. En todo caso, de todos los amigos que la pareja tiene en la zona, ninguno va a Marina d'Or por el balneario. "Poca gente creo que vaya por el tema de salud, solo vas por las piscinas, los chorros, para pasar la tarde -añade-. Como si vas a Andorra y te pasas por Caldea. Pero eso no es Jaraba". 

Etiquetas