25 años de investigación en Aragón

Convencida de que los representantes políticos aragoneses saben lo importante que es la investigación, la delegada del CSIC en Aragón les pide mayores recursos.

La investigación científica, el desarrollo tecnológico y la innovación son los verdaderos motores del progreso

Hace veinticinco años, el número de profesionales que nos dedicábamos a la investigación en Aragón era muy reducido. A primeros del siglo XXI, existían en la comunidad aragonesa 2.101 investigadores. En 2008 esta cifra era 5.542 (más del doble) y en 2016 el número de investigadores había disminuido hasta 3.556 como consecuencia de la crisis económica, que está durando demasiado. A pesar de los esfuerzos que se han hecho, estos no han sido suficientes para aumentar el personal investigador hasta los niveles que teníamos hace diez años. Lo mismo ocurre con la inversión en ciencia.

No hay duda de que la investigación científica, el desarrollo tecnológico y la innovación son los verdaderos motores del progreso. Así lo entienden todos los partidos políticos, que firmaron el Pacto por la Ciencia en Aragón a finales de 2016. Ahora es necesario desarrollar la nueva Ley de la Ciencia de Aragón y hacer un gran esfuerzo para que la financiación de la ciencia alcance los valores de Europa y de otros países desarrollados. El año 2018 ya ha supuesto un cambio en el aumento de financiación por parte del Gobierno de Aragón, pero necesitamos que dure en el tiempo.

En estos veinticinco años se ha producido un cambio en la opinión pública sobre el papel de la mujer y la ciencia. Aragón ha sido pionero en este aspecto con la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT-Aragón), que celebrará en 2019 su vigésimo aniversario. Desde entonces se ha trabajado mucho por parte de instituciones y asociaciones, aunque las medidas tomadas hasta la fecha no han sido suficientemente efectivas en acabar con los desequilibrios existentes en las plantillas entre hombres y mujeres. Es destacable la reciente concesión a las mujeres científicas aragonesas de la Medalla de las Cortes de Aragón y que una de las pregoneras de las Fiestas del Pilar representara a las mujeres científicas. Sirva mi especial agradecimiento por este hecho.

En estos veinticinco años se ha impulsado enormemente la cultura científica. Se ha conseguido que la sociedad valore la importancia de la investigación y la ciencia, cada día más presentes también en los medios de comunicación y, por consiguiente, en la ciudadanía. Pero, este hecho no responde a las inversiones que se están realizando en ciencia actualmente. Parece que estamos mejor de lo que realmente estamos.

A pesar de todos los contratiempos a los que nos hemos y seguimos enfrentándonos, los investigadores aragoneses hemos sido capaces de casi mantener el número y la calidad de las publicaciones y aparecer en los rankings de citaciones en las primeras posiciones. Todo ello, con unos recursos mucho menores. No podemos seguir mucho tiempo así y, si no se hace nada, los números disminuirán drásticamente.

Yo estoy convencida que los representantes políticos aragoneses saben lo importante que es para una región apostar por la investigación, así que solo me queda pedirles desde esta tribuna y aprovechando este número de Tercer Milenio tan especial que hagan todo lo posible por incrementar los recursos en investigación.

María Jesús Lázaro Elorri  Delegada del CSIC en Aragón

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas