OPINION

Adoptar a X

por
  • Esperanza Pamplona
Un alto funcionario de la embajada india se traslado a Zaragoza para abordar el caso de la niña adoptada y abandonada.
Guillermo Mestre

Llevamos días hablando de la niña india adoptada y abandonada. La opinión pública se divide entre los que consideran que los padres estaban en su derecho por haber sido ‘estafados’ con la edad de la pequeña, y los que piensan que han sido unos insensatos. No lo sé. Lo único seguro es que en el proceso fallaron muchas cosas. La adopción no es un mecanismo para satisfacer una frustrada paternidad. Quizá hace cien años se concibiera así. Hoy adoptar es una vía para proteger a menores en situación de abandono y desamparo. El objetivo es cobijar y acompañar al niño, no hacer realidad los sueños de los padres.

La DGA no valoró bien. La ECAI no vio o no quiso ver. Hoy tenemos en un centro a X, una niña que ya fue abandonada por su familia biológica. Criada en un orfanato indio, con lo que eso supone. Con su mochila de experiencias, en un entorno extraño y con las ilusiones rotas. Ahora, que alguien le diga que vuelva a confiar en su futuro, en los adultos y en sí misma. En este proceso hay que reforzar los controles de aquí y del país de origen, eliminar el factor negocio y asegurarse de que los padres tienen las ideas claras.

Etiquetas