Menu lateral amp
Televisión

Algunos de los momentos más polémicos del programa 'Amigas y conocidas'

En sus cuatro años de emisión, el programa, ya eliminado de la programación, ha contado con comentarios y entrevistas que han sido duramente criticadas en las redes sociales.  

Heraldo.es 30/08/2018 a las 05:00
Durante su emisión, el programa dio pie a multitud de debates en antena y en las redes.


Tras cuatro años en antena, Televisión Española ha decido eliminar de su parrilla ‘Amigas y conocidas’, el matinal que dirigía la periodista y habitual en la cadena Inés Ballester. Una decisión que ha abierto el debate entre los seguidores del programa y los telespectadores que, desde hace tiempo, exigían su retirada. Este espacio, que no destacaba en la cadena por sus altas cifras de audiencia con medias inferiores al 10% de cuota, ha ido unido a la polémica durante toda su trayectoria.

Presentado como un proyecto innovador  e incluso transgresor, donde la figura femenina cobraba una gran relevancia, siendo todas sus colaboradoras mujeres, este formato, lejos de seducir a la audiencia, ha conseguido trasladar al público el efecto contrario. Así, ha sido foco de críticas en  las redes sociales, donde lo definía como machista, homófobo o racista, entre otros adjetivos por los controvertidos comentarios de sus colaboradoras o las entrevistas desafortunadas. Estos son solo algunos de los ejemplos más conocidos que han precipitado su adiós de la nueva televisión pública.

El ‘exhibicionismo’ de Ana Guerra en Instagram

La entrevista a la cantante y participante de la última edición de Operación Triunfo, Ana Guerra, ha sido la última de las grandes polémicas que ha suscitado el programa. En concreto, la conversación con la joven artista -que triunfó con su single ‘Lo malo’, junto a su compañera Aitana, y lo hace ahora en solitario con ‘Ni la hora’- no se centró en su incipiente pero exitosa carrera musical, sino en una publicación que la canaria hizo en Instagram en la que se le podía ver en bikini, saliendo de la piscina. Una instantánea que, según las colaboradoras del programa, "podría chocar con el discurso feminista que trasladaba en sus canciones" y que dio pie a temas como la rentabilidad de este tipo de fotografías. Así, Guerra tuvo que oír como Isabel San Sebastián tildaba la imagen de "exhibicionismo", mientras que la propia Ballester la acusaba de estar creando un "trauma a las niñas que no tienen el mismo cuerpo".  

El mundo paralelo de ‘Moderna de pueblo’

Otra de las visitas más polémicas del programa fue la de Raquel Córcoles, más conocida como 'Moderna de pueblo'. La ilustradora que visitó el plató en diciembre de 2017 para hablar de su último libro, 'Idiotizadas, un cuento de empoderhadas', se tuvo que enfrentar a los comentarios de las tertulianas, que aseguraban desconocer "el mundo" que describe la artista en su publicación. "Me dejas alucinada, porque dibujas un tipo de mujer que yo no me encuentro por la calle ni veo entre las hijas de mis amigas", aseguró Rosa Villacastín. Además, otra de las tertulianas recordó a Córcoles que la razón por la que estaba en el programa no era gracias al gran número de lectoras del libro, como reconocía la ilustradora, sino al jefe del espacio, matizando que era un hombre el que "la había llevado".  

Ser Miss, la única salida de las venezolanas

En abril del año pasado, Berta Collado afirmó que debido a la "cultura y educación" de las mujeres venezolanas, la opción de ser Miss era la "única salida" si no querían "terminar casándose con un señor muy rico que las pueda mantener", según ella misma dijo. Unos desafortunados comentarios por los que Collado pidió disculpas, asegurando que era una “defensa hacia las mismas” y justificando sus palabras con testimonios que aparecían en un reportaje de la BBC.

"¿Enseñar la teta en público? Pagando te lo piensas, pero..."

La lactancia en público tampoco pasó inadvertida en el programa. En concreto, las 'sesiones teta' - cines especiales donde se ven películas para adultos y no hay inconveniente en poder dar el pecho a los retoños- generaron diversos chascarrillos irónicos. "¿Tienes que darle el pecho en el cine? Que vaya mamao", exclamó Isabel San Sebastián.  "¿Enseñar la teta en público? Pagando te lo piensas, pero...", añadió Ángela Vallvey. Unos comentarios muy criticados por la audiencia y que llegaron al defensor del Espectador, denominándolos  “una falta de consideración hacia las mujeres que intentan compatibilizar la maternidad con el ocio”

El lado “bueno” del nacismo.

En un debate sobre la discriminación de las asociaciones de ayuda solo para ciudadanos españoles, Teresa Bueyes, abogada y entonces colaboradora de La 1, argumentó que también existía la vertiente contraria, que solo ayudaba a extranjeros. Una comparación que se entendió por parte de algunas de la tertulianas como una normalización la distribución del hambre en función de donde una persona haya nacido. "Pasado mañana le darán de comer solo a los niños que sean rubios, y así empezó Hitler. ¡No me fastidies, Teresa!" afirmó Sonia Ferrer, quien se vió respaldada por Mari Pau Domínguez."El nazismo empezó seleccionando", exponía la tertuliana, a lo que Bueyes respondió: "Bueno, pues me parece muy bien. Tendría algunas cosas buenas y algunas malas". Una afirmación por la que, bajo el asombro del plató y el enfado de Ballester, la abogada tuvo que dar las aclaraciones pertinentes. "No me refiero a que el régimen nazi sea bueno en sí. Estoy diciendo que en todos los regímenes, en todas las religiones y en todos los sitios hay gente que hace el bien y gente que hace el mal. Que no piensen que el nazismo...que estoy completamente en contra" explicó Bueyes, que aun así no consiguió convencer a las colaboradoras. 

La comparación entre la gestación subrogada y la prostitución

"Una mujer que presta su vientre a cambio de dinero para gestar una criatura ajena está vendiendo su cuerpo y a una criatura que crece dentro de él. Es una transacción con un ser humano y, por tanto, es inaceptable". Este fue uno de los argumentos con los que la tertuliana Isabel San Sebastián explicó su posición en contra de la gestación subrogada, que comparó con la postitución. Un comentario que recibió la oposición de algunas de sus compañeras, entre las que se encontraba Rosa Villacastín. "¿Y cuando das un hijo en adopción también lo estás vendiendo o se está prostituyendo? No mujer, no. La vida tiene muchos más matices", afirmaba la periodista.

"Una mujer con 14 años, tener un bebé... negra, además"

En septiembre de 2016, Ballester se emocionó con la historia de Albert Bordes y Noelia Estrornell, los padres adoptivos de Juan Francisco, su hijo de 4 años que tuvieron que devolver a su madre biológica. Entre lágrimas, la presentadora hizo una reflexión muy poco acertada de la madre del niño, tal vez fruto de la conmoción del momento u otro motivo: "Una mujer con 14 años, tener un bebé...negra, además". Unas declaraciones que no tardaron en llegar a las redes sociales con una oleada de críticas hacia la presentadora por haber hecho hincapié en la raza de la madre como algo negativo.

El "mal gusto" del Orgullo Gay 

"El exhibicionismo y el mal gusto se deberían quitar de la fiesta del Orgullo Gay”. Con esta afirmación, la fallecida Paloma Gómez Borrero defendió la necesidad de que se estableciesen "unas normas en esta fiesta para no ir provocando". Una posición que fue compartida por Isabel San Sebastián, quien añadió que "el exceso de esta exhibición produce rechazo, algo que se solucionaría moderando la estética”.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual