Menu lateral amp
Estados Unidos

El badulaque de Apu de Los Simpson abre sus puertas en el mundo real

Está situado en Myrtle Beach, en Carolina del Sur, y junto a él se instalará el Teatro Azteca que aparece en la serie.

Heraldo.es Actualizada 23/08/2018 a las 08:41
Exterior del Kwik-E-Mart de Myrtle Beach.Youtube/ Mr Myrtle


Comprar en el supermercado de la familia ficticia más famosa de la televisión es, desde hace unos días, una realidad. El badulaque de Apu de Los Simpson, también conocido como Kwik-E-Mart, abrió sus puertas la semana pasada en la ciudad de Myrtle Beach, en Carolina del Sur (Estados Unidos).

El local, una reproducción exacta del que regenta Apu Nahasapeemapetilon, contiene abundante 'merchandising' de la serie y también los artículos más consumidos por los habitantes de Springfield: estanterías repletas de cerveza Duff, la favorita de Homer; refrescos Buzz Cola; las rosquillas de colores que hacen las delicias del jefe Wiggum; perritos calientes; los cereales japoneses de Mr. Croquet; el flameado de Moey y, como no podía ser de otra manera, el clásico fresisuis.

Además de llenar el carro de la compra con los productos de la serie, los amantes de Los Simpson pueden hacerse con con gorras, camisetas, llaveros y peluches de los personajes creados por Matt Groening a finales de los 80.

A diferencia del badulaque de la serie, el instalado en Carolina del Sur no abrirá las 24 horas, pero sí que está previsto que se trate de un comercio permanente. 

Los responsables del negocio también ultiman la apertura del Teatro Azteca de Springfield, que se sitúa justo al lado del supermercado, y cuyas puertas abrirán a finales de este año. En él, los espectadores podrán disfrutar de proyecciones de Los Simpson en 4D.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual