Las ardillas esconden 23 kilos de piñas bajo el capó de un coche

Un amigo del conductor colgó la foto en su página de Facebook, recomendando con humor a los usuarios que abriesen el capó antes de irse a cualquier parte.

El motor de un coche no parece el mejor sitio para hacerse una casa, pero que se lo digan a estas ardillas de Michigan que convirtieron el coche de un estadounidense en su mejor lugar de ocio y descanso.

Al parece, el estadounidense Kellen Moore, vecino de Michigan, tuvo su coche guardado durante el invierno, y al ir a arrancarlo de nuevo esta primavera se dio de morros con la sorpresa.

Al abrir el capó, encontró nada menos que 23 kilos de piñas que habían sido guardadas sigilosamente por ardillas, las cuales aprovechan cada hueco para conservar alimentos.

El problema es que algunas de las piñas se abrieron y las semillas se quedaron por todo el motor, de modo que de camino al trabajo le empezó a hacer un ruido extraño.

La historia, que fue publicada en Facebook por un amigo suyo, ha sido compartida más de 2.000 veces.


Etiquetas