​Adiós a los restos de gel en la botella

Un conjunto de nanopartículas impermeabiliza los recipientes y permite que el contenido fluya.

Una muestra del trabajo de Bharat Bhushan y su equipo.

Si estás harto de tirar los restos de gel de ducha y champú, así como el detergente de la lavadora que queda en el fondo de la botella, o incluso el último resto de ketchup, tus problemas podrían tener los días contados gracias a la ciencia.


Bharat Bhushan y sus colegas de la Universidad Estatal de Ohio (EE UU) aseguran haber desarrollado la textura perfecta para que los jabones fluyan libremente por el interior de los recipientes de plástico para no desperdiciar ni una sola gota.


El secreto de su prometedora tecnología está en el desarrollo de nanopartículas en forma de Y que logran que las gotas del gel se apoyen sobre minúsculos colchones de aire, de forma que el líquido no puede agarrarse a la pared de la botella.


Estas nanoestructuras están hechas de silicio y cuarzo, son duras como el cristal, su fabricación no es costosa y son compatibles con el polipropileno que con frecuencia se usa en recipientes y botellas, así como con el policarbonato de las cubiertas de los móviles.


Su idea, asegura Bhushan, no solo ayudará a no desperdiciar producto sino que mejorará el reciclado de las botellas de plástico, que llegarán a los contenedores completamente limpias.


- Ir al suplemento de Tercer Milenio

Etiquetas