El hipotético noveno planeta del Sistema Solar

Así podría ser por dentro el hipotético noveno planeta si fuera un minineptuno
Universidad de Berna

A una asombrosa distancia de cien mil millones de kilómetros de nuestra estrella -700 veces las distancia que separa el planeta azul del Sol- podría existir un mundo con una masa diez veces superior a la de la Tierra y que constituiría el noveno planeta del Sistema Solar -después de que hace una década nos quedásemos sin Plutón, que fue degradado de planeta número nueve a planeta enano-. Pero ¿cómo sería? ¿Rocoso? ¿Gaseoso? Es la pregunta que se han hecho Esther Linder y Christoph Mordasini, de la Universidad de Berna. Y su respuesta la expone, con el tono didáctico que le caracteriza, Daniel Marín, en el blog Eureka.


Los investigadores cuentan en la revista 'Astronomical Journal' que el hipotético nuevo miembro de la familia sería un minineptuno o, lo que es lo mismo, una versión de menor tamaño de los gigantes de hielo del Sistema Solar, Urano y Neptuno. Rondaría los 3,66 radios terrestres y su temperatura exterior sería de -230ºC. Tendría un corazón de hierro ardiendo rodeado por un manto de rocas que, a su vez, estaría envuelto en una capa de hielo, principalmente agua. Las capas exteriores serían gaseosas, formadas en su mayor parte por hidrógeno y helio. Aunque también podría tratarse de una supertierra, una opción que los astrofísicos no descartan.

Etiquetas