​Recurren a lombrices 'astronauta' para facilitar misiones espaciales

Los astronautas cultivarán múltiples generaciones del organismo, por lo que pueden examinar los organismos en diferentes estados de desarrollo.

En la microgravedad de los vuelos espaciales, los astronautas no usan los músculos para resistir la atracción de una masa planetaria y, sin ejercicios adicionales, pierden hueso y músculo.


Además, estudios médicos han demostrado que otras partes del cuerpo cambian en el espacio, como la curvatura de la columna vertebral, la cantidad de sangre en el cuerpo y la vista.


De momento, los viajes prolongados en el espacio exterior pueden estar limitadas por nuestras capacidades físicas ... pero un pequeño nuevo astronauta --la lombriz-- podría dar una idea muy necesaria sobre la forma en que nuestros cuerpos se comportan en microgravedad.


Las lombrices -Caenorhabditis elegans más concretamente- comparten una cantidad considerable de material genético con los humanos. Eso, las convierte en buenos candidatos para un nuevo estudio diseñado para determinar la forma en que los ambientes de baja gravedad afectan a los astronautas.


Las lombrices, como las moscas de la fruta, a menudo se utilizan como modelos para organismos más grandes. Esto es debido a que sus esperanzas de vida cortas permiten a los científicos observar varias generaciones de gusanos en un corto período de tiempo, produciendo resultados más rápidos para los estudios.


En una nueva investigación titulada 'Alteraciones de C. elegans. Las fibras musculares de microgravedad', miembros de la tripulación de la Estación Espacial Internacional harán crecer dos lotes de gusanos: uno en microgravedad y uno en una máquina entrífuga, lo que permite a los gusanos experimentar la gravedad simulada. La Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) encabeza la investigación.

¿Adaptación transmitida entre células?

"Los astronautas cultivarán múltiples generaciones del organismo, por lo que pueden examinar los organismos en diferentes estados de desarrollo", dice Atsushi Higashitani, investigador principal para el experimento en la Universidad de Tohoku en Miyagi, Japón.


"Nuestros estudios ayudarán a aclarar cómo y por qué estos cambios para la salud se llevan a cabo en microgravedad y determinar si las adaptaciones al espacio se transmiten de una generación de células a otra sin cambiar el ADN básico de un organismo."


La comprensión de los cambios moleculares que potencialmente tienen lugar en microgravedad podría ayudar a los investigadores también a desarrollar tratamientos y terapias para contrarrestar los cambios físicos asociados con el envejecimiento y reposo en cama prolongado. La lombriz puede ser sorprendentemente importante para la población de edad avanzada y los enfermos de la Tierra, así como a los astronautas en órbita alrededor de ella.


El 14 de abril, los gusanos espaciales fueron lanzados a la Estación Espacial Internacional en la sexta misión de reabastecimiento de SpaceX.

Etiquetas