Desconvocada in extremis la huelga que afectaba a los teatros en Zaragoza

Los estrenos en el Principal de ‘¿Quién es el señor Schmitt?’ y en el Mercado del festival Retina podrán celebrarse este viernes.

Una imagen del Teatro Principal de Zaragoza.
Toni Galán

El conflicto entre el comité de empresa del Patronato de Artes Escénicas y de la Imagen (PAMAEI) y su dirección continuaba ayer, en vísperas del estreno de la obra ‘¿Quién es el señor Schmitt?’ en el Teatro Principal, del comienzo del festival Retina en el Teatro del Mercado y de las proyecciones de ‘El apartamento’ y ‘La fiera de mi niña’ en la Filmoteca de Zaragoza.

Pero poco después de las diez de la noche, la asamblea de trabajadores que se había convocado urgentemente para valorar las últimas propuestas de Fernando Rivarés, concejal de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza y vicepresidente del PAMAEI, decidió suspender la huelga y dar una nueva oportunidad para la negociación de las reivindicaciones de los trabajadores.

Dos soluciones principales

Sobre mediodía, el Ayuntamiento informó de que está intentando solucionar el enfrentamiento mediante dos acciones, principalmente. Por un lado, la entrega de informes técnicos que acreditan que el expediente sobre el plan de autoprotección del Teatro Principal "está tramitándose desde hace varios meses".

Esta era una de las reivindicaciones de los trabajadores, que aseguran desconocer ese plan de acción. "Hasta que el Servicio contra Incendios, Salvamento y Protección Civil del Ayuntamiento no lo avalen -dijo Rivarés en referencia al citado plan-, no se puede formar al personal. Cuando lo hagan, al día siguiente comenzará la formación".

Por otro lado, la Dirección del Patronato también ha propuesto iniciar un calendario de negociaciones la próxima semana para aclarar "todas las cuestiones que preocupan a la representación de los trabajadores", aludiendo a la acusación del comité de empresa de la existencia de plazas no cubiertas en la plantilla y de "conductas de acoso laboral", según su convocatoria de huelga del pasado 28 de enero.

"Comparto que se reivindiquen esas plazas -añadió el concejal de Cultura-, pero estas tienen informe negativo del interventor y del secretario del Patronato. Si no son legales, no son legales. Vamos a seguir trabajando con el comité para ver cómo las podemos salvar de otra manera".

El comité, en desacuerdo

Finalmente, la asamblea decidió desconvocar el paro, en contra del criterio de la mayoría del comité de empresa. Un portavoz de los representantes sindicales declaró que, a falta de una reflexión más a fondo de la decisión de la asamblea, valoran negativamente esta nueva cesión en vista de la experiencia de lo ocurrido en momentos anteriores de este proceso negociador. "Respetamos lo que han decidido los compañeros pero no lo compartimos", declaró a HERALDO un portavoz del comité. "Si hubiera voluntad de cumplir la ley, que es lo que pedimos, ni más ni menos, nos habrían llamado antes y no habría pasado todo con tanta precipitación, hasta el punto de que algunos de los compañeros a los que más afecta esta situación ni siquiera han podido venir a la asamblea", añadió. "A la vista de la situación, responsabilizamos al consejero Rivarés de la seguridad en los teatros", concluyó.

A última hora de la noche, los miembros del comité seguían hablando sobre la situación que se plantea a partir de ahora y sobre la preparación de una nota o la celebración de una rueda de prensa en la que explicarán su postura.

De esta forma, la programación prevista para este fin de semana en los teatros Principal y del Mercado y en la Filmoteca se desarrollará con normalidad.

Etiquetas