José Luis Gil: "Zaragoza es fotogénica, queda muy bien en el cine"

El actor zaragozano estrena mañana ‘Miau’, película dirigida por el aragonés Nacho Estaregui, en la que interpreta a un jubilado que prepara un robo en el Pablo Serrano. "Rodar en Zaragoza fue un aliciente para aceptar el guión", asegura.

El actor José Luis Gil, en los cines Palafox de Zaragoza el pasado martes
ARÁNZAZU NAVARRO

Rodaje de ‘La que se avecina’, representaciones de ‘Cyrano de Bergerac’..., ¿de dónde ha sacado el tiempo para la película ‘Miau’?

Administrándolo como puedo. Para cada proyecto, sé que tengo que arañar un poco de aquí y de allí. Para ‘Miau’, como se rodaba en Zaragoza, aproveché el mes de septiembre del pasado año, que tenía vacaciones, y el tiempo que pasé en el Principal representando ‘Cyrano’ durante le Pilar.

¿Es Zaragoza un buen escenario para una película?

Zaragoza es muy fotogénica en rodajes y da mucho juego. Tiene mucho potencial. Estamos muy acostumbrados a ver Barcelona o Madrid en el cine, y un director tiene sus trucos para mostrar los rincones con la luz adecuada. En el caso de Zaragoza, no hay que recurrir a tantos trucos:es una ciudad magnífica. De hecho, saber que ‘Miau’ se rodaría aquí íntegramente fue decisivo para aceptar el papel.

En el filme usted interpreta a Telmo, un jubilado con muchas ganas de vivir.

La película se ve tras los ojos de Telmo, que vive muy metido en su mundo hasta que tiene que salir para participar en un robo. Cuando Ignacio Estaregui se puso en contacto conmigo y me mandó el guión, me quedé muy prendado de la historia, tan especial, con personajes tan reales. Héroes o perdedores, pero todos de una determinada edad. Una película con gente mayor, que no es muy habitual en el cine.

Cada vez está más presente la tercera edad en la sociedad, sin embargo. Este año, han sido muy protagonistas con sus reivindicaciones.

Y no solo eso. Con la crisis, la gente mayor ha pasado a un plano más activo, porque ayudan con su pensión a sus hijos, o les dan un lugar donde vivir si pasan por una mala racha. Los abuelos, además, colaboran mucho en el cuidado de los hijos. En la mayoría de películas nos cuentan qué inquieta a los jóvenes, qué miedos tienen, qué ilusiones..., pero de los mayores se dice poco.

Y hay vida más allá de los 60.

Una persona que llega a la jubilación tiene un bagaje, una mochila, pero también un futuro. La vida no se acaba cuando cumples 60 o 65, te quedan todavía muchas aventuras que vivir. Y ‘Miau’ presenta algunas de esas historias.

Usted nació en Zaragoza, pero se fue a Madrid muy pequeño. ¿Guarda recuerdos de esa infancia?

En realidad, mis recuerdos son un enorme puzle de historias que contaba mi familia. Mi hermano y yo nacimos en Zaragoza, después de que mis padres vinieran aquí a trabajar, tras dejar Odón (Teruel). Pero estuvieron pocos años y muy pronto nos marchamos a Madrid. Pero todas las referencias que escuchaba en casa estaban relacionadas con Aragón, ya fuera con Teruel o Zaragoza.Además, veníamos aquí a ver a mis primos y demás familia. Casi toda la familia dejó Odón para venir a Zaragoza, y algunos, como nosotros, se marcharon a otras ciudades.

¿Aún acude a Odón, tiene contacto con el pueblo de sus padres?

Estuve en 2012, cuando me invitaron a dar el pregón de fiestas. Me encantó conocer el pueblo, me trataron estupendamente. Allí conserva una casa uno de mis primos y cuál fue mi sorpresa cuando me dijo que, en realidad, era la casa de mi padre. “Aquí nació tu hermana Mari Carmen”, me dijo. Fue muy bonito poder ver cómo habían vivido mis abuelos, mi padre, mis tíos..., la casa estaba prácticamente igual.

Esta es su primera película con Ignacio Estaregui. ¿Cómo ha sido el rodaje?

Nacho es una persona que transmite un gran entusiasmo. En realidad, la conexión con Nacho comenzó en las conversaciones que tuvimos depués de entregarme el guión. Es una persona que tiene algo muy poderoso:la sensación de que sabe lo que quiere hacer. Eso para un actor, que se pone en manos del director, es muy importante. Sobre la marcha, además, logramos una conexión tan grande que solo necesitábamos mirarnos para saber lo que quería el uno del otro.

En el filme participan actores aragoneses como Luisa Gavasa, Jorge Usón, Gabriel Latorre, Jorge Asín, Laura Gómez-Lacueva...

Otra de las razones para aceptar el proyecto, por ese acento de la tierra.

¿Cómo fue trabajar con Luisa Gavasa, que además es amiga suya?

Luisa es un encanto, una mujer que transmite una gran energía y que siempre está de buen humor. Con ella, parece que el rodaje no es un trabajo, sino una reunión con amigos.

Etiquetas