Positivo balance final de la feria de 2018 en la catedral de la tauromaquia popular

El recortador aragonés César Grasa, los navarros David Morella y Roberto Constanza y la ganadería de Hermanos Marcén son los grandes triunfadores de la XXXVIII edición del ciclo de festejos populares del Pilar de Zaragoza.

Quiebro del turolense 'Josete' en la fase previa del concurso de recortes con toros embolados, en el que resultó cogido en la final.
Jorge Vicioso

Igual que en toreo clásico, el domingo pasado se cerró la feria de festejos populares en el Coso de la Misericordia, que se ha celebrado ininterrumpidamente desde 1981. No en vano esta plaza es por ello conocida como ‘la catedral’ de la tauromaquia popular', ya que ninguna otra programa un ciclo tan completo y con tanta asistencia de gente. Las plazas de Pamplona, Valencia o Madrid tienen festejos mucho más puntuales. En Zaragoza este año la feria de populares ha constado de las tradicionales ocho mañanas de vaquillas y otros siete concursos de tauromaquia deportiva.

Las sueltas de vaquillas por la mañana han confirmado su carácter de fenómeno social y se han llenado en cinco ocasiones. Además, las retransmisiones por Aragón Televisión han alcanzado una cuota de pantalla del 34 por ciento, cuando la media de la cadena está alrededor del 8. En la emisión en directo, la audiencia media ha sido de 43.000 personas diarias y en diferido a las tres de la tarde, de 60.000. Unas cifras sin parangón a las que habría que añadir la audiencia por ‘streaming’ desde otros puntos de España y hasta del extranjero. La mañana vencedora de este año ha sido la del navarro Santos Zapatería y su vaca 156 Milanesa.

También como viene siendo habitual, ha habido concursos de las cinco modalidades clásicas de la tauromaquia deportiva: roscaderos, recorte libre, emboladores, ganaderías y recortadores con anillas. En roscaderos ganó la cuadrilla de Ejea 1 por segunda edición consecutiva, igual que lo hizo la de Épila en emboladores por tercera vez. El desafío ganadero entre Arriazu y Machancoses quedó decantado del lado de los navarros. En el concurso goyesco de recorte libre el podio quedó encabezado por los aragoneses César Grasa y Ángel Pitarque, seguidos de Pablo Martín ‘Guindi’.

Paralelamente, el concurso de recortes con toros de fuego proclamó vencedor al veterano David Ramírez ‘Peque’, seguido de Javier Pradanas y los aragoneses José Luis Alegre ‘Josete’ y de nuevo César Grasa. En estos tres últimos concursos ha habido que lamentar cuatro cogidas. El embolador José Luis Abellán ‘Rufino’ y los recortadores Pitarque, ‘Guindi’ y ‘Josete’ sufrieron heridas por asta de toro y tuvieron que ser ingresados en el hospital. Afortunadamente no tuvieron consecuencias las volteretas de la noche de las jóvenes promesas, en la que solo hubo ganadores en la modalidad de recorte libre (David Rodríguez, Adrián Fernández, César Allué y Marcos Gascón). Incomprensiblemente la organización no lo preparó como un concurso competitivo también en anillas, roscaderos y recorte libre femenino.

Además de los ganadores, esta feria ha sido también destacada por ser la de mayor participación aragonesa y más debutantes de las últimas que se recuerdan. Como ejemplos, ocho de las once ganaderías de las mañanas fueron de aquí, aunque faltó sensibilidad para contar también con algún hierro de la provincia de Teruel. Y además, cinco recortadores aragoneses (más que nunca) salieron en cada uno de los dos concursos de recorte libre. Todas las cuadrillas de los concursos de roscaderos y emboladores fueron aragonesas, así como todas las jóvenes promesas y once de los 22 recortadores con anillas.

Asimismo, esta XXXVIII edición ha sido la de los debutantes, algo que augura un futuro prometedor. Las ganaderías aragonesas de Los Almendolares, Iván López, Raúl Izquierdo y la navarra Ustárroz vinieron por primera vez al Pilar. En las jóvenes promesas se estrenaron tres parejas de anillas (Alex ‘Hufra’ y Luis Palacín, Carlos Arruga y Sergio Rodríguez y Fran Cavero y Víctor Muñoz ‘Beti’) y varios recortadores noveles (Marcos Gascón, César Allué, Fran Gresa, David Giménez y Odran Pérez, así como las jóvenes Amanda Monferrer y Ainara Chamizo). En roscaderos debutó en el concurso mayor la joven cuadrilla de Biota.

También pisaron por primera vez el albero de la Misericordia los jóvenes Emboladores de Navarra y Aragón capitaneados por el veterano Enrique Calvo. En los concursos de recorte libre debutaron en el goyesco los aragoneses Iván Sánchez, Kevin López y Alex Felipo ‘Pipo’ y en los toros de fuego José Luis Alegre ‘Josete’. En anillas se estrenaron los zaragozanos Manuel Soto y Darío Moral y las parejas formadas por los navarros Javier Ezquerro y Arturo Elvira y los guipuzcoanos Ander Lizarralde y Joanes Balenciaga. Una nómina de alternativas que asegura el futuro de la fiesta.

Finalmente, también han sido debutantes en esta plaza las empresas colaboradoras de los festejos populares, capitaneadas por José María Vivas (Tororecorte) y David Diago (Nodasa). Recibieron el encargo de organizar la feria el 20 de septiembre y han sido capaces de superar el reto sobradamente aun teniendo solo dos semanas de tiempo.

Cabe concluir que los triunfadores de la feria en 2018 han sido varios. Por un lado, el recortador aragonés César Grasa, campeón en el goyesco y finalista en los toros embolados. Por otro, los navarros David Morella y Roberto Constanza ganaron los concursos tanto de anillas en pareja como de roscaderos dentro de la cuadrilla de Ejea 1. Y para concluir, son también triunfadores los Hermanos Marcén, que después de seis años de ausencia, fueron capaces de echar dos grandes lotes de vacas en esos dos concursos.

Etiquetas