De Taylor Swift a Coque Malla: cuando los músicos se pronuncian en política

Los hay que se meten en jardines y los que hablan con propiedad. No es fácil para un artista significar su intención de voto. Y a veces las consecuencias pueden ser catastróficas para su carrera.

De Taylor Swift a Coque Malla: cuando los músicos se pronuncian en política
HERALDO

La 'salida del armario' política de Taylor Swift ha sido inesperada en todos los sentidos: primero, porque la cantante se había esforzado en los últimos diez años en dar siempre una imagen impecable y neutra, para convertirse en la hija-novia-hermana perfecta de cada familia conservadora americana. Y, segundo, porque Swift se ha declarado demócrata, lo que la convierte automáticamente en enemiga de dichas familias conservadoras americanas. Que Taylor Swift se sintiera cómoda en el grupo de seguidores de Donald Trump parecía algo natural. Lo que demuestra que las apariencias engañan.

En solo una semana, han sido tres los grandes artistas norteamericanos que se han metido en el fregado político y han salido más o menos escaldados: Swift, Barbra Streisand y Kanye West. Y no son los únicos, los hay que han destruido su carrera profesional, los que han hecho el ridículo y los que han salido más que crecidos tras la tormenta.

1. Taylor Swift. Al final, no era republicana.

Taylor Swift y Camila Cabello reinan en los American Music Awards

Esta semana, Taylor Swift criticó duramente en un post de Instagram a la republicana Marsha Blackburn, que se presenta al Senado por el estado de Tennessee en los comicios del próximo noviembre, por el apoyo de Balckburn al controvertido juez Kavannaugh y por sus críticas al matrimonio homosexual. Un post que en 24 horas hizo aumentar el censo electoral en Tennessee en casi 70.000 nuevos votantes (lo habitual es ganar poco más de 100.000 ciudadanos al mes en cada censo) y que el propio Trump quiso minimizar a través de una red social, afirmando que "esa opinión solo demuestra que Swift no sabe mucho de política". Más bien al contrario, porque el post demuestra un gran conocimiento de la artista respecto a las opiniones de Blackburn.

2. Barbra Streisand no quiere más mentiras de Trump.

Barbra Streisand protesta contra Trump en su nuevo álbum Walls

Al comentario de Swift se sumó ayer el nuevo vídeo musical de Barbra Streisand, dirigido por la propia artista, para el tema 'Don't Lie To Me' ('No me mientas'), que muestra imágenes de una América totalmente dividida desde la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca. "Por qué no puedes decirme la verdad”, “Es difícil creer las cosas que dices”, “¿Cómo ganas tú si todos perdemos?” o “¿Cómo duermes cuando el mundo se está quemando?”, son algunas de las frases que se escuchan en la balada. Según confesó la propia artista, que siempre ha mostrado públicamente su apoyo a los demócratas y que se ha pronunciado ya muchas veces contra Donald Trump, “Es mi protesta, en cierto sentido, sobre este momento sin precedentes en nuestra historia. No es más que lo que dice América”.

3. Kanye West, la esclavitud y las gorras de Trump.

El rapero Kanye West ingresa en una unidad de psiquiatría

Esta semana, el rapero Kanye West decidía darse de baja de todas las redes sociales. ¿El motivo? el tsunami mediático provocado por su apoyo a las políticas de Donald Trump tras colgar en Instagram varias fotografías portando la gorra con el lema 'Make America Great Again' ('Haremos América grande de nuevo'), lema de la campaña del magnate. Pero aún más impactante fue su deseo de abolir la 13 enmienda de la Constitución norteamericana, ratificada en 1865 y que abolió la esclavitud y la servidumbre involuntaria después del final de la Guerra Civil. En un intento por defenderse después de lo ocurrió, Kanye aseguró que no era “abolir” sino “enmendar” y consideró que la enmienda es una “esclavitud disfrazada”.

4. Los besos de Coque Malla a los responsables de Vox.

Coque Malla, a Vox: Por fin han abrazado la causa homosexual

Una respuesta viral en toda regla. El partido ultra Vox utilizó el pasado domingo la canción ‘No puedo vivir sin ti’, de Coque Malla, en el mitin de Vistalegre. Un acto en el que dio a conocer su programa, que incluye según la propia formación abolir “todas las leyes LGTBI”. Sin embargo, el artista publicó un post en su cuenta de Facebook en el que recuerdo a la formación liderada por Santiago Abascal que en realidad está dedicada… a una pareja homosexual de amigos suyos que lo han pasado muy mal “por culpa de la intolerancia y de la estupidez homófoba”. Acompañado de un vídeo en el que Malla lanzaba besos a los de Vox, se convirtió en la noticia más comentada.

5. "Por favor, no vuelvas a utilizar mi canción".

El caso de Coque Malla no es el único en el que un artista ha de intervenir y pedir que se deje de utilizar un tema musical en una campaña electoral. Donald Trump lo vivió en 2016, durante su carrera a la Casa Blanca, cuando se pronunció un número récord de artistas contra el uso de sus canciones: Neil Young, R.E.M., Adele, Elton John, Rolling Stones, los responsables del legado de Queen, de Luciano Pavarotti y de George Harrison, entre otros.

6. Madonna y la Casa Blanca

Madonna, 60 años para celebrar

La relación de Madonna con los presidentes norteamericanos ha sido siempre agridulce. La cantante siempre ha sido muy vocal respecto a sus opiniones políticas, siempre demócratas. Ha apoyado directamente candidaturas como las de John Kerry o Hillary Clinton e incluso llegó a semidesnudarse en 1990 para animar a los jóvenes a acudir a las urnas. En 2003, sin embargo, su discurso se endureció, para rechazar contundentemente la intervención norteamericana en la guerra de Iraq. Para su vídeo 'American Life', llegó incluso a contar con los dobles del entonces presidente de EE. UU., George W. Bush, y el líder iraquí Sadam Husein, que llegaban a compartir un puro mientras se reían al ver durísimas imágenes del combate. La reacción mediática no se hizo esperar y Madonna confesó años después haber recibido amenazas de muerte no solo hacia ella, sino hacia sus propios hijos, lo que le hizo retirar el vídeo de 'American Life'. Poco le duró el susto, porque ha seguido igual de directa, con discursos contra el populismo centrados en Marie Le Pen y en la famosa marcha de las mujeres contra Trump en enero de 2017 lanzó un encendido discurso en el que llegó a decir que había que "volar la Casa Blanca".

7. Marta Sánchez, Joan Manuel Serrat y el tema de Cataluña

Marta Sánchez llora de la emoción en un acto de Ciudadanos

Los artistas españoles han sido siempre muy activos respecto a sus apoyos políticos. Ya a finales de los 70 y principios de los 80, la canción protesta tuvo un enorme impacto musical, con artistas como José Antonio Labordeta, Luis Llach, Luis Eduardo Aute, Víctor Manuel..., situación que se vivió de nuevo en los 90 con la nueva hornada de cantautores, como Ismael Serrano. En el año 2003, además, se vivió otro momento de tensión política contra la guerra en Iraq e incluso hubo un festival en el palacio de Vistalegre de Madrid, donde actuaron los aragoneses José Antonio Labordeta y CArmen París, junto a Ana Belén y Víctor Manuel, Joaquín Sabina, Alex Ubago, Javier Gurrutxaga, Andrés Calamaro, Jorge Drexler, Enrique Morente, Kiko Veneno, Miguel Ríos, Siniestro Total, Presuntos Implicados y Cómplices. En los últimos años, sin embargo, la tensión se había relajado y los artistas parecían pasar de la actualidad española. Hasta que Cataluña entró en escena y se vivieron momentos esperpénticos, como los insultos de los separatistas a un catalán de toda la vida como Joan Manuel Serrat o los memes virales contra Marta Sánchez cuando se animó a componer la letra para el himno de España.

Etiquetas