Gracia Querejeta: "Un éxito en taquilla no te asegura dinero para tu siguiente película"

La directora presenta en el Paraninfo de Zaragoza su cinta ‘Ola de crímenes’ con los actores Raúl Peña y Miguel Bernardeau dentro del ciclo 'La buena estrella'

Gracia Querejeta, junto a Raúl Peña, izquierda, y Miguel Bernardeau, en Zaragoza.
Francisco Jiménez

La visita de la directora Gracia Querejeta a Zaragoza, dentro del ciclo ‘La buena estrella’, no podía ser en un momento más dulce: su película ‘Ola de crímenes’, que se estrenó el pasado viernes, es la segunda más vista, solo después de la todopoderosa ‘Venom’ y por delante de la promocionada ‘Ha nacido una estrella’. Un filme con un cartel estelar: Maribel Verdú, Paula Echevarría, Juana Acosta Luis Tosar, Antonio Resines..., y el apoyo económico de Telecinco Cinema. Para Querejeta, todo un lujo, como recalcó ayer en el Paraninfo, «si hasta creía que era una cámara oculta cuando me ofrecieron el proyecto». Aunque reconoce que el éxito «no te asegura dinero para tu siguiente película. En marzo empiezo el rodaje de mi próximo proyecto y he necesitado cuatro años para conseguir los apoyos».

Acompañada por los también protagonistas Raúl Peña y Miguel Bernardeau, Querejeta explicó por qué se decidió a dirigir, por primera vez, un filme ‘de encargo’, cuyo guión no ha escrito ella misma, sino Luis Marías. «Pero no me he alejado de mi estilo, ‘Ola de crímenes’ no solo es comedia negra, también es un drama familiar, de una madre capaz de todo por su hijo. En las comedias, en el fondo, se esconde siempre un gran drama».

Raúl Peña (‘La señora’, ‘Víctor Ros’, ‘Caótica Ana’) destacó «el lujo que es trabajar con Gracia en una película. Nos conocíamos de series como ‘La República’ o ‘Víctor Ros’ y cuando me llamó, lo dejé todo». Por su parte, Miguel Bernardeau confesó vivir «un sueño» con la que es su primera película. «He pasado de la academia a una película, son en realidad clases pagadas. ¡Y con Maribel Verdú como amante..., no hay espacio en un periódico para describir lo que se siente», bromeó.

Etiquetas