Gerald B. Fillmore: "Todos llevamos un Antonio Banderas dentro"

Fillmore (Zaragoza, 1986) interpreta el papel de Gordillo en ‘Los futbolísimos’, el último filme del director zaragozano Miguel Ángel Lamata.

El intérprete zaragozano, en un gesto pensativo.
Alexis Dickey

Acaba de estrenarse ‘Los futbolísimos’. ¿Cómo fue la experiencia de trabajar con un ‘míster’ como Miguel Ángel Lamata?

¡Una maravillosa locura! Es la primera vez que hacemos una película juntos pero ya había tenido la suerte de trabajar con él en la comedia teatral ‘The Sinflow en el Madison Square Garden’. Aquello me dio muchas horas de vuelo con él y con su infinita irreverencia.

Se integró bien en el equipo.

Currar con él es como estar en casa: compartimos tierra, gustos cinematográficos y tenemos unos códigos y una perspectiva muy parecida a la hora de contar historias. Lamata es un grande como director, como persona y como aragonés, en general.

En la película comparte reparto con actores de la tierra como Laura Gómez-Lacueva, Nacho Rubio o Jorge Usón, entre otros.

Coincidir con tantos amigos a los que quiero y admiro ha sido otro de los lujazos de ‘Los futbolísimos’, además de trabajar con otros actores maravillosos que no conocía como Antonio Pagudo, Joaquín Reyes, o Carmen Ruiz y Toni Acosta, para quienes había escrito guiones en ‘Gym Tony’.

Buenos fichajes.

Y luego están los propios ‘futbolísimos’, los chicos son todos geniales. La verdad es que Lamata formó para esta peli un ejército de ‘payasos’ increíble, ha sido un honor servir en él.

¿Cómo compagina su carrera en España desde Estados Unidos?

Es un poco lío, sobre todo por las nueve horas de diferencia. Justo ahora acabo de escribir para España una comedia romántica y gamberra de Javier Veiga, ‘Pequeñas coincidencias’.

¿Y en qué proyectos norteamericanos trabaja actualmente?

He terminado una comedia de viajes en el tiempo junto al guionista y productor Judd Pillot, ganador de un Emmy y responsable de series como ‘Loco por ti’ o ‘Dame un respiro’. Y como actor, hace poco aparecí en la última campaña de Budweiser para los mundiales y también he estado haciendo mucho doblaje en animación, series en inglés y español como ‘Fariña’ o ‘The Looming Tower’.

Otra de sus actuaciones recientes es una parodia de Antonio Banderas…

Es un caramelo de proyecto como actor y creador, y es en lo que estoy más sumergido ahora mismo. ‘EOP Comedy Show’ es una serie original de NGL, la productora de John Leguizamo (‘Carlito’s Way’, ‘Moulin Rouge’), para la plataforma Facebook Watch. Estoy escribiendo, produciendo y dirigiendo ‘sketches’ para ellos.

¿Cómo se preparó para interpretar al actor malagueño?

Con mucha pasión e intensidad. Todos llevamos un Antonio Banderas dentro (risas). La verdad es que la imitación es casi más un homenaje y siempre me lo paso pipa. Soy fan desde pequeño de pelis como ‘Desperado’, ‘El Zorro’... Banderas es el héroe de acción latino por antonomasia.

Está teniendo gran repercusión.

No podemos estar más contentos con el resultado, ahora mismo los doce ‘sketches’ que hemos grabado llevan ya medio millón de visitas en solo tres semanas.

¿Cree que le gustaría a Antonio Banderas?

No sé si habrá visto el vídeo pero me encantaría… Ojalá le guste y se anime a grabar uno conmigo.

¿Desde cuándo reside en Los Ángeles?

Hará unos cuatro años. Se mezclaron muchos factores: profesionales, personales, la situación económica de España… La verdad es que el abanico de oportunidades profesionales que hay en California es muy grande y la diversidad y mezcla de lo anglosajón y lo hispano es algo que me apasiona.

No se lo pensó dos veces.

Es lo que he mamado en casa. Mi padre emigró de un país a otro y mi abuelo también… Me han debido dejar un ADN de culo inquieto. Lo bueno es que las distancias entre América y Europa ya no son lo que eran, se puede vivir y trabajar en Los Ángeles y a la vez colaborar en proyectos en España.

Se formó en Zaragoza y de cuando en cuando regresa para actuar junto a Francho Aijón. ¿Cuándo vuelven a reunirse?

Dentro de poquito. El 28 de diciembre estaremos dando guerra en el Teatro del Mercado de Zaragoza. Tenemos muchas ganas de volver a hacer el gamba sobre las tablas aragonesas. Pocas cosas nos dan tanta felicidad.

Etiquetas