Los aragoneses, siempre fieles a Salou

Miles de sombrillas alfombran la arena de Levante y Poniente en la localidad tarraconense, donde veranean, como cada año, vecinos de Zaragoza, Huesca y Teruel. Desde el municipio prevén menos pernoctaciones en agosto, pero más turistas en septiembre

Los aragoneses, siempre fieles a Salou
JOSÉ CARLOS LEÓN ERCILLA

Es uno de los arenales más apreciados por los turistas. Sobre todo, aragoneses. «Aquí nos encontramos muchos que tenemos apartamento, otros tantos lo alquilan... Para mí venir aquí es disfrutar del espíritu de agosto», señala la zaragozana Cristina Fortea, que con su marido, Enrique Gracia, y su hijo de 11 años, Marcos, disfruta de sus vacaciones en Salou. Y como ella, miles de visitantes que este fin de semana acudieron a las playas de Levante y Poniente de la localidad y crearon una alfombra multicolor de sombrillas. «Y a veces, hasta cuesta encontrar sitio –reconoce Fortea–, aunque este año se nota menos agobio, hay más espacio para la toalla, colocar la sombrilla o para aparcar. Quizá algunos visitantes se estén reservando para el puente que viene».

A Cristina Fortea y Enrique García tampoco les preocupa si hay un volumen un poco menor que otros años, «porque resulta más agradable disfrutar del mar sin agobios. Este año se nota un poco más de calor que otras veces y la temperatura del Mediterráneo, de por sí cálido, está más templada que otras veces. Pero no hay medusas y da gusto pasar el rato en la playa».

Un agosto más tranquilo

La localidad vive un 2018 con buenos datos respecto al turismo, según destaca el Observatorio Turístico de la Costa Dorada, que señala que «ha habido un incremento de pernoctaciones en el primer semestre con respecto a las mismas fechas del año anterior. Los grandes eventos deportivos de la primavera han revertido en esta diferencia. Eventos como Marenostrum Cup (con más de 6.000 personas), el Mundiavocat (con 3.000 participantes) o la Challenge Salou, en la que formaron parte personas de 24 países». También tuvieron lugar, del 22 de junio y el 1 de julio, los XVIII Juegos Mediterráneos en Tarragona, circunstancia que habría podido influir en ese incremento de visitas en el primer semestre del año.

En cuanto a los datos del mes de julio, «solo disponemos de la primera quincena, pero reflejan un mantenimiento de las pernoctaciones respecto a 2017. Los mercados emisores siguen siendo los mismos que en las últimas temporadas. Nuestros visitantes proceden, en primer lugar, de España, y el segundo mercado es el británico, seguido del francés, el ruso y el irlandés» destacan.

En lo que respecta a las previsiones de agosto, el Observatorio indica un ligero descenso de ocupantes, en parte porque 2017 «fue un año récord en recepción de turistas en toda España», y también «porque ciertos mercados internacionales se han recuperado». Y se refieren, por ejemplo, a Turquía, «con diferenciales de precios cercanos en algunos casos al 200%, que han provocado un efecto llamada en algunos de los principales mercados de España (Alemania y Reino Unido) y un efecto dominó en la oferta y en la demanda de los principales destinos vacacionales españoles». E inciden en que «esto en algunos destinos ha provocado la ralentización de la venta y, en otros, un incremento de las ofertas».

Pero la temporada de Salou va más allá incluso que el mes de agosto y perdura durante septiembre, donde se esperan datos incluso más positivos que los de 2017. «El volumen de reservas ya recibidas respecto a las mismas fechas del pasado año nos hacen ser optimistas, parecen augurar unos datos de venta muy positivos», dicen desde el Observatorio.

Etiquetas