300 jugadores de futbolín de toda España se dan cita Ejea

Se trata de uno de los torneos nacionales con más solera de España y llegan competidores desde todos los puntos de su geografía.   

300 jugadores de futbolín de toda España se dan cita Ejea

La localidad zaragozana de Ejea de los Caballeros ha albergado este sábado la décimo sexta edición del Torneo Nacional de Futbolín. Se trata de uno de los campeonatos más veteranos y reconocidos de España en el que han participado en torno a 300 jugadores llegados de distintas partes del país. En esta ocasión, Juan Diego Machado Romero de Sevilla y Pedro Gómez Arévalo se han alzado con el primer premio de la prueba nacional.

En esta ocasión, cuentan con parejas de jugadores procedentes de diferentes puntos de la geografía nacional como Galicia, Andalucía, La Rioja, Navarra, País Vasco, Cataluña, Comunidad Valenciana, Cantabria o Palma de Mallorca, entre otras. Del total, en torno a un centenar son aragoneses, mientras que las mujeres no alcanzan la decena.

La cita arrancaba a las 10 de la mañana del sábado en las instalaciones de la Cafetería Dúo, una de las entidades organizadoras de la cita en la que se ubicaron 20 mesas de futbolín. “El trofeo de campeón se ha ido haciendo especial con los años y es conocido en el mundo del futbolín como ‘El Tronco’ debido a la forma de la estatuilla, un tronco de madera natural que muestra un futbolín pequeño”, explica Miguel Gabás, gerente de Futbolines Aragón, empresa radicada en Ejea de los Caballeros que organiza el torneo.

En cuanto a los ‘futbolineros’ presentes en esta nueva edición de la prueba, el organizador asegura que “la mayor parte de participantes proceden de nuestra Comunidad Autónoma ya que tenemos una gran tradición y un alto nivel de competición en tierras aragonesas”.

El pasado año, la pareja formada por Juan Diego Machado Romero de Sevilla y Pedro Gómez Arévalo de Granada, se alzó con el primer puesto de la competición, proeza que han vuelto a repetir en esta nueva edición del torneo. “Este año la verdad es que está muy complicado porque contamos con los mejores jugadores de futbolín de España”, asegura Gabás.

Todo comenzó gracias a la gran afición que tradicionalmente ha habido en la Comarca de las Cinco Villas en torno a esta práctica. “En 2002 nace la idea de crear una liga. Y en esta primera liga la participación de jugadores fue mayúscula, superando ya más de 200 jugadores de toda la comarca”, recuerda Gabás.

Fue precisamente este éxito de asistencia el que provocó que naciese este torneo, de la mano del propio Gabás y de su socio Luis Gómez. Así en el año 2003 tendría lugar el primer Torneo Nacional de manera oficial. “A fecha de hoy es uno de los más longevos, de hecho es el que más años lleva realizándose en Aragón”, asevera.

Como explica el organizador, en la actualidad se está viviendo un auge de esta afición en todos los rincones del país, algo que se traduce en la aparición de múltiples campeonatos y ligas. “Lo que está claro es que en el mundo del futbolín, sus aficionados sitúan a Ejea de los Caballeros en el mapa. Es una de las citas que todo jugador quiere disputar y está considerado uno de los torneos más complicados”, afirma Gabás.

Una pareja de futbolín de Aragón

Alejandro Carnicero (34), de Zaragoza, empezó a jugar al futbolín con tan solo 18 años con sus compañeros del instituto. “Cuando acabamos esa etapa todos los demás lo dejaron, pero yo seguí”, recuerda. De hecho, cuando comenzó reconoce que dedicaba más de 5 horas diarias a su pasión, algo que cambiaría con la conciliación laboral y familiar. “Este año estoy levantando una empresa, Café de Calidad C&C, y me está quitando mucho tiempo de entrenamiento. En torno a 6 o 7 horas a la semana no me las quita nadie”, afirma.

En esta ocasión ha participado en el torneo de Ejea junto a Juan Lapuente (20), natural del Ejea de los Caballeros. “Para mí esta cita es especial porque fue la primera en la que participé y es el trofeo que más ansío de los que me faltan”, reconoce, aunque en la actualidad atesora varios títulos, entre ellos uno nacional y otro europeo.

En su opinión, lo más importante es la concentración –“un despiste puede ser fatal”, explica el zaragozano, que hace las veces de defensa-, y, sobre todo la pasión por practicar. “Sea lo que sea lo que haces en la vida te tiene que gustar. Yo, por mal que esté yendo la partida, juego igual hasta el final. Lo más importante es disfrutar”, afirma. Además, asegura que antes de cada partido es muy importante ir tranquilo y haber descansado bien: “he llegado a vivir una partida de 5 horas, por ejemplo. Hay que ir lo más fresco posible”, concluye.

Etiquetas