Alba Legarda: "La educación en España no fomenta el debate"

La doctoranda en Geología de la Universidad de Zaragoza ha colaborado en el hallazgo de las causas de la glaciación ocurrida hace 34 millones de años.

La geóloga Alba Legarda en la sierra de Urbasa (Navarra).
HA

¿Qué novedades científicas ha aportado su estudio sobre la glaciación, publicado por la prestigiosa revista Nature Geoscience?

Implica que el establecimiento permanente del casquete polar de la Antártida hace 34 millones de años tiene que ver con cambios en la circulación oceánica ocurridos un millón de años atrás. Es decir, que podemos considerar que la reestructuración oceánica pudo ser la causa del drástico cambio climático, el tránsito de un clima cálido ‘greenhouse’ a uno frío ‘icehouse’.

¿Cuántos investigadores han participado y cuántos años de trabajo han invertido?

Helen Coxall, la autora principal, lleva una década dándole vueltas. Ha conseguido la participación de seis científicas y cuatro científicos, expertos en diversas materias.

¿Cómo se estudian cambios en el clima de hace millones de años?

Hemos analizado un grupo de microfósiles marinos que actualmente se pueden encontrar en la parte superficial de los océanos. También hemos estudiado los isótopos radioactivos en dientes de peces, que nos indican la dirección de las corrientes, esenciales para regular el clima. Además de estas técnicas hay muchísimas otras, y se están encontrando más gracias a la investigación. Es apasionante, ya que parece increíble que podamos llegar a revelar estos secretos escondidos en las rocas.

¿Cómo nos ayuda a entender el cambio climático de hoy en día?

El actual deshielo de Groenlandia y otras fuentes de hielo podrían causar una desalinización similar y una alteración de la circulación en el futuro. Respecto a este calentamiento, está claro que, o tomamos conciencia y actuamos, o será irreversible.

Actualmente investiga en Suecia. ¿Ha sido su decisión o le ha empujado el estado de la investigación en España?

Estoy realizando una estancia. Es cierto que la situación en España no es ideal, más bien, lo contrario. Y no por falta de cerebros, sino porque no se invierte lo suficiente. En mi caso, es más fácil buscar contactos fuera, aunque me gustaría quedarme en el país.

¿Cuáles son las diferencias que observa entre la educación sueca y la española?

En mi opinión el sistema educativo español no fomenta lo suficiente el debate, la diversidad de pensamiento… Aprendemos contenidos pero nos olvidamos de enseñar a pensar, a usar esa imaginación que todos los niños y niñas traen consigo a la escuela y tienen que dejar aparcada en la puerta del aula. Tenemos una de las jornadas escolares más largas de Europa, así como la media de tareas. Otros países como Suecia sí consiguen estos objetivos.

¿Qué problemas se ha encontrado a lo largo de su carrera?

La investigación es un entorno masculinizado y ser mujer significa enfrentarte a obstáculos. Tienes que tener muy claras tus ideas, defenderlas y estar muy segura de ti misma. Por otro lado, la precariedad es casi inherente de cualquier personal investigador en formaciónen España: los sueldos son cercanos al salario mínimo.

¿Cómo se pueden vencer?

Son muchas las razones por las que existe esta brecha de género, como por ejemplo la socialización diferencial entre niños y niñas. Tenemos que empezar a educar en igualdad y promover atributos positivos independientemente del género. Además, visibilizar el problema y crear conciencia puede ayudar a resolverlo, aunque me temo que es un problema estructural que tenemos que resolver como sociedad. La huelga feminista del 8 de Marzo me parece una buena iniciativa para ello. En el caso de la precariedad, se le debería dar más importancia a la investigación desde la esfera política, invertir más y asegurarse de que se crean puestos dignos.

¿Qué le diría a las jóvenes que piensan dedicarse a la ciencia?

Las referencias son escasas y al ver la realidad es normal desanimarse. Pero les diría ‘si te gusta algo, hazlo, cree en ti misma. Busca inspiración en otras mujeres. Y si no sabes lo que te gusta, que es algo con lo que se nos presiona mucho, no te preocupes, ya lo descubrirás. De momento explora y sobre todo disfruta del camino’.

Etiquetas