Una ofrenda pasada por agua

El Acuario de Zaragoza ha realizado su particular homenaje subacuático a la Virgen del Pilar ante la mirada atónita de varios curiosos

Imagen de la Virgen, este miércoles, en el Acuario de Zaragoza.
Francisco Jiménez

Entre cámaras, niños y alegría, los buzos del Acuario Fluvial de Zaragoza han realizado este miércoles, víspera del día del Pilar, su particular ofrenda floral subacuática a la Virgen. Ante la mirada sorprendida de peces de diversos tamaños y colores, los buceadores se han sumergido y han rodeado de flores a una iluminada Virgen del Pilar. Todo ello, por supuesto, con el cachirulo atado al cuello. 

En su quinta edición, los buzos han realizado la ofrenda floral rodeados de 850 ejemplares de peces, de 15 especies distintas de diversos lugares del mundo, entre las que destacaban los siluros o los arapaimas, una especie amazónica de más de 2,50 metros de longitud y unos 120 kilos de peso. Varios niños observaban atónitos el acto acompañados de sus familias. "Ha sido muy chulo, quiero que lo repitan todos los años", ha dicho Ana Lucía Urdaneta, de 9 años. Su sonrisa se veía reflejada en la de su madre, encantada de poder disfrutar de este espectáculo en familia. La Ofrenda será este jueves, pero hoy el Acuario más grande de Europa ha realizado su pequeño homenaje a la Virgen. Eso sí, pasado por agua. 

Este año, el centro ha organizado talleres familiares de alimentación todos los días, desde hoy hasta el próximo 15 de octubre, a las 12.30. Las plazas son limitadas y hay que realizar reserva. Asimismo, el acuario abrirá de 10.00 a 20.00 durante estas Fiestas del Pilar y el restaurante dispone de menús especiales para estas fechas.

Etiquetas