Accidente aéreo

Los familiares del Yak-42 piden a Marlaska un juicio oral

Confían en que Grande-Marlaska decida la apertura de un juicio oral antes de que deje su puesto para ocupar la presidencia de la Sala de lo Penal.

La Asociación de Víctimas del Yak-42 ha pedido la reapertura del caso y la celebración de un juicio oral sobre la contratación del avión accidentado en Turquía en 2003, en el que fallecieron 62 militares, al juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska, que instruye esta causa.


El presidente de la Asociación de Víctimas del Yak-42, Miguel Ángel Sencianes, acompañado de varios familiares de los militares fallecidos y de su representante legal, Leopoldo Gay, ha explicado en una rueda de prensa que está claro que hubo negligencias e irregularidades en el proceso de contratación del vuelo.


Por ello, han presentado un recurso ante la Audiencia Nacional contra el archivo de la causa decretado por el juez Grande-Marlaska a principios de este mes, que posteriormente ha recibido el apoyo de la Fiscalía.


En el recurso, los familiares reclaman que continúen las diligencias contra los seis altos mandos militares que en un principio fueron imputados en la fase de instrucción, entre ellos, el jefe de Estado Mayor de la Defensa, Antonio Moreno Barberá, y el jefe de Estado Mayor Conjunto, Juan Luis Ibarreta.


Sencianes ha recordado que a punto de cumplirse nueve años del accidente es necesaria la reapertura del caso para que se sepa la verdad por "una cuestión de honor" y "de memoria" para los familiares de los fallecidos.


También han pedido que se revoque el indulto para los dos médicos, el comandante José Ramírez y el capitán Miguel Sáez, condenados a dieciocho meses de prisión por falsear las identificaciones de 30 de los 62 militares muertos.


Igualmente, han arremetido contra el que fuera ministro de Defensa, Federico Trillo, en el momento en que se produjo el accidente, quien, en su opinión, "obstaculizó la verdad sobre las identificaciones y abandonó de forma absoluta a los familiares".


El presidente de la asociación ha expresado su "descontento" y "sufrimiento moral" por el nombramiento de Trillo como embajador en Londres, lo que, en sus palabras, supone "un agravio" para los familiares.


El padre de uno de los militares fallecidos, Francisco Cardona, ha señalado a Trillo como la "mano negra" que impide que se haga justicia en este caso.


La Asociación ha solicitado una reunión con los ministros de Defensa, Pedro Morenés, y de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, para hablar de la marcha del proceso en la Audiencia Nacional y manifestarles que "seguirán luchando para que se sepa la verdad por el honor y el respeto" a sus familiares.


Por su parte, el letrado Leopoldo Gay ha mostrado su confianza en la justicia y en que Grande-Marlaska decida la apertura de un juicio oral antes de que deje su puesto para ocupar la presidencia de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que puede producirse antes de un mes.


La hermana de otra de las víctimas, Granada Ripollés, ha manifestado que las familias llevan nueve años sufriendo y que desean que este proceso acabe cuanto antes "por salud mental" y para que se conozca la verdad.

Etiquetas