El abogado de La Manada, sobre la libertad: "Era lo esperado, pero hoy todos respiramos"

El letrado ha insistido en que la petición de que los cinco volvieran a prisión era "ridícula". 

Agustín Martínez, abogado de La Manada, en imagen de archivo.
José Miguel Marco

El abogado Agustín Martínez, que representa a los cinco miembros de La Manada condenados a 9 años de prisión por abusos sexuales a una joven en los Sanfermines del 2016, ha reconocido que la decisión de la Audiencia de Navarra de mantener su libertad "era lo esperado pero hoy todos respiramos".

Martínez ha recibido el auto del tribunal navarro esta mañana y se lo ha comunicado a José Ángel Prenda, Jesús Cabezuelo, Antonio Manuel Guerrero, Jesús Escudero y Ángel Boza, que "han respirado".

El letrado ha insistido en que la petición de la Fiscalía y la acusación particular de que los cinco volvieran a prisión tras ratificar el Tribunal Superior de Justicia de Navarra su condena era "ridícula", ya que "no han cambiado las circunstancias" para revocar la libertad provisional de la que gozan desde junio hasta que el fallo, recurrido al Supremo, sea firme.

En este sentido, ha destacado que el tribunal ha estimado "todos y cada uno de los argumentos que expuse en sala" durante la vistilla celebrada el pasado 26 de diciembre en la Audiencia de Navarra, que los miembros de La Manada siguieron por videoconferencia desde la Audiencia de Sevilla.

"No hay riesgo de fuga ni de reiteración delictiva", ha señalado, al destacar que el robo de unas gafas de sol en agosto por el que Boza fue condenado a una multa "es uno de los argumentos más ridículos y en todo caso se lo podría aplicar a Boza pero no al resto y esto es un juicio contra cinco personas individuales".

Además, ha añadido, la causa pendiente por otra agresión sexual en Pozoblanco (Córdoba) "está en la fase primera de instrucción".

En cuanto al voto particular en contra de la libertad provisional de uno de los magistrados, el letrado señala que también era previsible pues "mantiene el mismo criterio" de que lo elevado de la pena conlleva riesgo de fuga.

Así las cosas, los cinco condenados tendrán que volver mañana a los juzgados en cumplimiento de las medidas cautelares de su libertad provisional, para firmar en la Oficina de personación.

Etiquetas