Hacienda abre la puerta a igualar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones en todas las comunidades

Los "desajustes" entre regiones llevan a que con una herencia de 800.000 euros se paguen 105.000 euros en Asturias pero solo 130 en Canarias.

Más de 1.200 aragoneses dejarán de pagar Sucesiones a partir del jueves con la nueva exención
Oliver Duch

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones, transferido a las comunidades autónomas, es uno de los más populares últimamente debido a las quejas de los ciudadanos por las disparidades entre unas regiones y otras. Por ello, este miércoles la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aseguró a la prensa que sería "conveniente" la armonización de este tributo para evitar los enormes "desajustes" que existen hoy en día entre comunidades.

El objetivo de la medida, que entraría en vigor una vez que el sistema de financiación autonómica quede reformado, es evitar que las regiones que tengan mayores recursos "arrastren" a las demás y les priven de un aumento del gasto social para cuestiones "fundamentales" como la Sanidad, la Educación o la Dependencia, explicó la ministra tras recoger un premio del Cermi otorgado al Ministerio de Hacienda.

La cuestión está de actualidad. Hace poco más de un mes el Congreso rechazó abordar la supresión de este impuesto en todo el país que había propuesto Ciudadanos. La principal razón que daba la formación liderada por Albert Rivera era precisamente eliminar la gran disparidad entre comunidades, tal y como certifica el informe elaborado anualmente el Consejo General de Economistas.

En sus simulaciones, partiendo de una persona soltera de 30 años que hereda 800.000 euros de su padre, la diferencia es abismal entre comunidades. Desde los más 103.000 euros que debería pagar este ciudadano si fuera residente en Asturias, hasta los 0 euros si viviera en Andalucía. Esta región, que hasta este año era una de las que más cargaba con este impuesto al ciudadano, bonificó al 100% este impuesto tras el acuerdo de la Junta con Ciudadanos. Hasta entonces, las más beneficiadas eran Extremadura y Madrid (unos 1.500 euros por 800.000 de herencia) y Canarias (solo 134 euros).

Pero en Donaciones, Andalucía sí mantiene el impuesto por lo que, con el mismo supuesto, se pagarían más de 200.000 euros de impuesto. Similar cifra en Castilla y León y Extremadura. Las más beneficiosas para el ciudadano, Murcia (2.080 euros por una donación de 800.000), Madrid (2.000) y Canarias (200).

Etiquetas