Cientos de personas coronan el Tossal del Rei para pedir la libertad de los presos catalanes

El acto formó parte de una protesta denominada 'Cimas por la libertad', en la que 11.000 personas coronaron un total de 18 picos, uno por cada dirigente independentista "en la cárcel o en el exilio".

Cientos de independentistas ascendieron al pico de Tossal del Rei.
@FontMatilde

Unos 600 independentistas catalanes, entre ellos la consejera de Cultura de la Generalitat, Laura Borràs, coronaron el pasado fin de semana la cumbre del Tossal del Rei para reivindicar "la libertad de los presos". Los activistas, incluidos niños, ascendieron al pico que marca el límite provincial de Castellón, Teruel y Tarragona, y que históricamente ha servido como punto de encuentro, hermandad y convivencia de las tres regiones que formaron parte de la Corona de Aragón, para continuar con sus protestas. Lo hicieron portando banderas esteladas y de la II República Española y vistiendo camisetas alusivas a su movimiento y lazos amarillos. Incluso hubo representaciones de castellers en el entorno una vez se izaron las banderas.

El paraje pertenece a los términos municipales de Valderrobres (Teruel), La Senia (Tarragona) y Fredes (Castellón) y, este lunes, el alcalde valderrobrense recordaba la jornada de convivencia que se vivió hace escasamente una semana en el entorno. Vecinos de los tres pueblos pasaron el día en Fredes después de realizar una marcha senderista y una comida de hermandad con música y actividades para todos los públicos. "Es muy triste que utilicen un lugar que representa la convivencia y la hermandad entre las tres regiones para, precisamente, reivindicar todo lo contrario, la ruptura y la separación", opinó Carlos Boné.

La ascensión se enmarcó dentro de una protesta global denominada ‘Cumbres por la libertad’ por la que, según los convocantes, 11.000 personas coronaron 18 picos, cada uno dedicado a uno de los dirigentes independentistas, "bien en la cárcel o bien en el exilio", según su terminología.

En el caso del Tossal, se dedicó a Lluís Puig i Gordi, exconsejero de Cultura huido. De hecho, su familia también estuvo en el acto. Precisamente, contra él hay una orden de detención del Ayuntamiento de Villanueva de Sijena para que comparezca como investigado en la causa penal abierta por no facilitar la devolución de los bienes al monasterio oscense.

Etiquetas