OPINION

Et oui…

por
  • Encarna Samitier
El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en una imagen de archivo.
Efe

Va para doce meses que Carles Puigdemont va haciendo gala de su dominio de las lenguas extranjeras, pasando donosamente del catalán al inglés y del español al francés. Parecería un intento de demostrar que es un ilustrado y viajado ciudadano del mundo, no un representante del nacionalismo excluyente cuyos acólitos son capaces de romper la nariz a una mujer que no piensa como ellos al grito de ‘extranjera de mierda’. Pero los idiomas no han impedido que los independentistas huidos a Bruselas tradujeran unas palabras del juez Llarena -"si es que eso ha sido así"- por otras de sentido totalmente contrario - "et oui, c’est ce qui s’est produit". La frase - "y sí, esto es lo que se ha producido"- significa que el juez daría por probado que los políticos presos cometieron los delitos de los que se les acusa, antes de la celebración del juicio. El problema es que la traducción se falseó. Y sí, esto es lo que se ha producido en el discurso independentista. Y esto es lo que, si la cordura no acaba por restituirse, seguirá ahondando la fractura social y generando frustración, puesto que la sinrazón, por muy envuelta en lazos que se venda, no se impondrá.

Etiquetas