Menu lateral amp
Ministerio de Defensa

Robles recibirá al padre del paracaidista que quedó tetrapléjico tras un salto

El soldado paracaidista del Ejército quedó tetrapléjico y en estado vegetativo tras saltar de un avión.

Efe Actualizada 28/08/2018 a las 21:26
Margarita Robles, ministra de Defensa.Efe


La ministra de Defensa, Margarita Robles, recibe mañana a Antonio Clemente, padre de un soldado paracaidista que quedó tetrapléjico y en estado vegetativo tras saltar de un avión en un entrenamiento militar.

Paracaidista de las fuerzas especiales del Ejército, Alejandro Clemente tenía 22 años cuando, como parte de un ejercicio de entrenamiento, saltó de un avión junto con otros siete compañeros pese a que había fuertes rachas de viento.

Todos resultaron heridos, pero Alejandro llevó la peor parte ya que cayó sobre unas rocas contra las que se golpeó la cabeza: "tetraplejia espástica con estado vegetativo", lo que le llevó a ser declarado no apto para el servicio y pase a retiro, con un grado de discapacidad de un 88%.

Desde aquel 14 de febrero de 2007, su padre Antonio ha recorrido todas las instancias judiciales reclamando responsabilidades al sargento que ordenó el salto y una indemnización para su hijo.

El caso está actualmente en el Tribunal Constitucional, donde ha presentado un recurso de amparo después de que la Justicia Militar haya absuelto al sargento y el Tribunal Supremo lo ha haya confirmado.

Ahora, Antonio ha pedido reunirse con la ministra no porque quiera pedirle nada, sino "para que le escuchen", precisan fuentes del Ministerio de Defensa.

"No viene con reclamaciones, viene simplemente para que le escuchen, y la ministra le va a escuchar", aseguran.





Outbrain

© HERALDO DE ARAGON EDITORA DIGITAL, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3290, Folio 156, Hoja Z-39438
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual