JxCat prevé la investidura alternativa de Puigdemont para el 14 de mayo con el voto delegado

JxCat ha trasladado a la CUP la hoja de ruta que decidió el pasado fin de semana en Berlín.

Asegura que en la reunión mantenida este sábado en Berlín "no se puso sobre la mesa absolutamente ningún nombre".
Efe

JxCat espera a la suspensión de la ley de presidencia para activar la alternativa a Carles Puigdemont con un candidato, aún por decidir, que se sometería a una investidura el 14 de mayo y en la que podrá ser elegido en segunda vuelta porque el TC ha mantenido los votos delegados de Puigdemont y Antoni Comín.

Esta es la agenda que tiene sobre la mesa JxCat, que mantiene en las últimas horas contactos con ERC para el tramo final de la investidura y la formación del futuro Govern, en el que el grupo de Puigdemont quiere aplicar la "restitución" de los consellers cesados que quieran mientras que Esquerra da prioridad a gobernar de forma efectiva, según fuentes soberanistas consultadas por Efe.

JxCat, según fuentes de este grupo, también ha trasladado a la CUP la hoja de ruta que decidió el pasado fin de semana en Berlín, aunque los antisistema, que solo ofrecen sus cuatro votos si es para investir a Puigdemont y mantienen la abstención ante cualquier otro candidato, ya no serán imprescindibles en segunda vuelta.

No lo son porque el Constitucional no ha anulado, al menos de momento, el voto delegado de Carles Puigdemont -ahora en Berlín- y del exconseller de ERC Antoni Comín -huido a Bélgica-, lo que posibilita la investidura de un candidato alternativo en segunda votación con la abstención de la CUP.

Si bien el TC ha admitido el recurso de amparo presentado por Ciudadanos contra los acuerdos de la Mesa del Parlament en los que se admiten la delegación de voto, no ha aceptado en cambio la petición de adoptar medidas cautelarísimas, como la suspensión cautelar de esas delegaciones, por lo que siguen en vigor en ambos casos.

En este contexto, en JxCat esperan a que el Consejo de Ministros impugne esta semana ante el TC la ley de presidencia -pensada para tratar de investir a Puigdemont a distancia- y que el tribunal la suspenda, momento en el que el expresidente de la Generalitat, según fuentes soberanistas, prevé trasladar un mensaje público para anunciar a su sucesor.

El formato no está aún cerrado pero Puigdemont podría repetir el sistema que utilizó el pasado 1 de marzo, cuando apareció en un vídeo publicado en las redes sociales y anunció que renunciaba provisionalmente a la investidura para dar paso a Jordi Sànchez, un plan que tampoco prosperó como pasó con el tercer candidato, Jordi Turull.

A dos semanas de la fecha tope del 22 de mayo, JxCat no desea apurar los plazos, por lo que plantea que el pleno de investidura del candidato alternativo -que deberá convocar el presidente del Parlament, Roger Torrent- sea el lunes 14 de mayo y la segunda vuelta el miércoles, según fuentes de la formación, aunque todo dependerá de cuándo se produzca la suspensión de la ley de presidencia.

En cuanto al nombre del candidato, la portavoz de JxCat, Elsa Artadi, ha remarcado que le corresponde a Puigdemont designarlo y "es posible que internamente lo tenga decidido", aunque hasta donde ella sabe "la decisión no está tomada" en el sentido de que no ha sido comunicada.

Artadi es precisamente uno de los nombres que han sonado para suceder a Puigdemont, junto con Josep Costa, Eduard Pujol, Marc Solsona, Marta Madrenas, Antoni Morral, Quim Torra, Albert Batet o Ferran Mascarell.

Pero Artadi, al ser preguntada en Catalunya Ràdio si ha meditado ya si aceptaría una eventual propuesta de Puigdemont para ser presidenta, se ha limitado a responder: "Todos estamos a disposición del president Puigdemont".

Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha instado hoy en el Senado a ERC a salir del "bucle absurdo" de anteponer los intereses personales "de un solo individuo" -Carles Puigdemont-, a los de los catalanes y a dejar que se invista a un presidente "legal".

La portavoz del PSC en el Parlament, Eva Granados, ha considerado que "es una vergüenza que siete millones de catalanes tengan que estar pendientes de lo que decida un sólo diputado, Carles Puigdemont, que además no está aquí, y no puede gobernar Cataluña".

También la portavoz de los Comunes, Elisenda Alamany, ha criticado que la "única vía posible" y que el futuro de Cataluña pase por "lo que diga Puigdemont", cuyo "relato" en este sentido es "más monárquico que republicano".

Por su parte, la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, ha pedido a Torrent la convocatoria de un pleno de investidura a la presidencia de la Generalitat cuanto antes posible con un candidato "viable y legal".

Etiquetas