La Audiencia de Madrid ordena investigar al excuñado de Rato por la venta de un palacete

Rechaza el recurso por el que Rato pedía anular la pieza en la que se investiga la contratación de su cuñado por Bankia

Rodrigo Rato llega a los juzgados en Madrid
Efe

La Sección 23 de la Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado al juez Antonio Serrano-Arnal, que instruye la causa por el patrimonio del exvicepresidente económico del Gobierno, Rodrigo Rato, que incluya diligencias previas contra el excuñado de este, Santiago Alarcó, por un supuesto delito en la venta del Palacete de Vegas de Matute, en Segovia. Una sociedad de la que era apoderado compró la finca muy barata a Bankia y obtuvo más de 200.000 euros de beneficio al venderla.

Los magistrados consideran que esta investigación debe incardinarse en el marco de la causa que el Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid sigue contra el exministro del PP.

En la resolución dada a conocer este miércoles, la Audiencia Provincial estima parcialmente el recurso que interpuso la Fiscalía contra la decisión del juez Serrano-Arnal en la que éste se negaba a deducir testimonio y mandar el asunto relativo a la venta del palacete al Decanato de los juzgados de Plaza de Castilla para su para su reparto al entender que los hechos denunciados nada tenían que ver con el procedimiento principal.

Ahora, será el Decanato el que le asigne nuevo juzgado o decida remitirlo al 31 al tratarse de una deducción de testimonio, han informado fuentes jurídicas. En su auto, los magistrados Celso Rodríguez, Justo Rodríguez y Jesús Eduardo Gutiérrez señalan que según los informes de la Unidad Central Operativa (UCO) en los que se hace mención a la venta del palacete por Bankia a la entidad Lacarfín S.L se señala que Alarcón era el apoderado de esta sociedad.

La venta se produjo en diciembre de 2012, solo unos meses después de que el excuñado de Rato cesara en la entidad bancaria y se tiene en cuenta que previamente a la oferta de 300.000 euros que relizó Lacarfin por el Palacete existió un ofrecimiento de otra empresa por 800.000 euros que fue retirado. 

En 2010, la finca había sido tasada en 2 millones de euros, valor que cayó hasta los 286.654 euros en una tasación posterior realizada en 2012, días antes de realizarse la venta a Lacarfin que fue aprobada por el Comité de Dirección de Bankia Habitat. En enero de 2014 el Palacete de Vegas de Matute se vendió a terceras personas por 535.000 euros.

Según la Sala en el atestado realizado por la UCO existen una serie de datos "que es preciso investigar judicialmente, dada la existencia de posibles indicios de delito", como es el precio de venta a pesar de las tasaciones llevadas a cabo y el hecho de que Bankia, "que es sabido que en ese momento estaba atravesando dificultades económicas, realice la operación por el precio más inferior de todas las tasaciones recibidas".

Por otra parte, la misma Sección de la Audiencia Provincial de Madrid, que es la competente para los recursos de apelación de este procedimiento, ha desestimado la petición de Rodrigo Rato de que se anule la pieza separada por la contratación por Bankia de su excuñado por la posible comisión de un delito de administración desleal.

El pasado 8 de septiembre, Rato defendió ante el juez Serrano-Arnal, los contratos que hizo la entidad bancaria a su excuñado Santiago Alarcó y a su secretaria, Teresa Arellano, durante su mandato entre los años 2010 y 2012 en Caja Madrid. Subrayó experiencias laborales de ambos como requisitos para los cargos en los que fueron contratados.

Informes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) aportados al sumario señalaban que Alarcó fue contratado como asesor de Caja Madrid con una retribución de 120.000 euros; en 2012 el contrato se renovó por 240.000 y un año después por 480.000 euros. 

En relación con la contratación de Alarcó, la Sala señala la importancia de la declaración testifical de quien era director corporativo de la auditoría interna de Bankia, quien "mostró su sospecha y la rareza de la contratación del señor Alarcó, sobre todo, por el tipo de contrato del que se trataba y por los emolumentos, incluidas las subidas de compensación, que se fueron determinando".

Añade la Sala que la Guardia Civil tenía sospechas de que Alarcó hubiera intervenido de alguna forma en el entramado societario creado supuestamente por su cuñado cuando, al ser preguntado Rato por la entidad Kradonara 2001 S.L. - que presuntamente utilizó para cometer los delitos fiscales y de blanqueo de capitales por los que es investigado- contestó que la compró en 2006, que no sabe quien la constituyó y que su anterior dueño era una persona no residente.

El asunto tiene importancia porque, entre los documentos incautados a Rato en Sotogrande (Cádiz) consta, según el atestado policial, una comunicación del despacho de abogados Plazas Abogados -también imputado en la causa- en la que se informa a Alarcó de la constitución de Kradonara, por lo que se deduce que, supuestamente, la persona no residente que cita el señor Rato en su declaración podría ser su cuñado, que entonces vivía en Londres.

Apuntan también los magistrados que la relación laboral de prestación de servicios de Alarcó en Bankia coincide con la presidencia de su cuñado y que fue decisión personal de éste, quien también habría fijado sus emolumentos.

Etiquetas