Isabel Pantoja pierde su última carta para evitar su pena

Contra la sentencia del mismo tribunal, que confirmó su condena a dos años de cárcel.

Isabel Pantoja pierde su última carta para evitar su pena
Laura Uranga

El Tribunal Supremo ha rechazado el incidente de nulidad de actuaciones planteado por la defensa de la cantante Isabel Pantoja contra la sentencia del mismo tribunal, que confirmó su condena a dos años de cárcel y al pago de una multa de 1.147.148 euros por un delito de blanqueo de capitales. 


Los letrados de Pantoja consideraron en su incidente que la sentencia había vulnerado su derecho a la presunción de inocencia y a la tutela judicial efectiva por "falta de prueba documental directa" de los movimientos bancarios y alegaban que los informes de la Agencia Tributaria y de la Policía no eran válidos por haber usado documentos no obrantes en la causa sino en el sumario principal del caso 'Malaya'. 


Ahora, el Supremo, entre otros argumentos, recuerda que la defensa de Pantoja no impugnó ni cuestionó en toda la fase de instrucción toda esa base documental bancaria sobre la que operaron los peritos, ni tampoco exigió que se le mostraran o se le proporcionaran esos datos cuando realizó al respecto su informe contrapericial. 


Así, el Alto Tribunal señala que a estas alegaciones ya se le respondió en la sentencia dictada por el mismo órgano en su momento, recordando que el incidente de nulidad "no es un recurso más"; e insiste en que ninguna de las partes del procedimiento desgajado de 'Malaya' objetó sobre el contenido ni la autenticidad de la documentación bancaria utilizada por los peritos oficiales. 


Asimismo, en la resolución dictada ahora por el Supremo, a la que ha tenido acceso Europa Press, se añade que "tampoco consta que la acusada en el momento en que formalizó sus declaraciones fiscales ante los organismos oficiales competentes discrepara del contenido de la documentación en que se fundamentaron las liquidaciones efectuadas en su día". 


También se reitera que el incidente de nulidad "no está concebido para reintroducir el debate sobre las mismas cuestiones que ya han merecido respuesta en la sentencia de casación, sino para tratar algún aspecto atribuible directamente", recordando, en este sentido, que ya lo señaló la Fiscalía cuando se opuso al incidente de nulidad. 


Por último, dice que la defensa reformula ahora los argumentos por el cauce de la tutela judicial efectiva y reincide en el mismo tema "mediante el artificio argumental de denunciar un error patente en la decisión de la Sala, alegación que no puede interpretarse sino como pretensión de que la Sala reconsidere lo ya decidido en su momento". 

Etiquetas