La mitad de los españoles reconoce que sufre estrés al volante

Consideran la operación salida como un momento estresante, pero no renuncian al coche. De hecho, es uno de los medios de transporte más utilizados durante las vacaciones.

Imagen de una de las últimas operaciones salida.
Raquel Labodía

La primera de las 'operaciones salida' de este verano está  en marcha. Miles de vehículos se desplazarán por las carreteras de nuestro país en los próximos días. De hecho, según datos de la DGT, se esperan cerca de 43,6 millones de desplazamientos este mes de julio.

Y como consecuencia de esta masiva salida, muchos conductores se verán obligados a pasar largas horas en el vehículo, haciendo frente a atascos, controles, rádares y, en el peor de los casos, accidentes. Según los datos que se desprenden del 'Informe de conducción en verano', de Clicars.comla mitad de los españoles considera la operación salida como un momento estresante.

Pero a pesar de ello, el coche es uno de los medios de transporte más utilizados para viajar, especialmente en estas fechas. Así lo corroboran otros datos de este informe donde se indica que el 63% de los encuestados afirma que tiene pensado viajar por esta vía, y la mayoría (81%) lo hará en su propio vehículo. Sólo una minoría afirma que hará el viaje en un coche prestado de algún familiar o amigo (9%) o uno de alquiler (3%).

Para todas estas personas, apuntamos una serie de recomendaciones que harán que la conducción sea más llevadera: 

  • Evitar las prisas: Hay que salir con tiempo suficiente para llegar al destino sin estrés, y sin ponerse nervioso porque no se llega a tiempo. El estrés es el peor de los aliados para una conducción segura. Aunque el camino sea corto o se haya transitado muchas veces, pueden surgir problemas de última hora, como desvíos, atascos u otros incidentes que afectan a la conducción. 
  • Conducir descansado. Es clave ponerse al volante en buenas condiciones físicas. Si estás cansado o has dormido poco es fundamental descansar antes para evitar la fatiga que produce el propio acto de conducir. 
  • Habitabilidad. El interior del habitáculo debe reunir unas buenas condiciones para que el viaje sea más cómodo y agradable. Para ello, hay que controlar la temperatura, que es un factor determinante, ya que un exceso de calor  puede causar somnolencia en algunas personas. Además, hay que comprobar que el asiento está en la mejor posición para evitar malas posturas o molestias durante la conducción.
  • Parar con frecuencia. La clave para evitar el estrés al volante es parar con frecuencia. Hay que convertir el viaje en un paseo agradable y, para ello, es fundamental hacer paradas para estirar las piernas, poder ir al baño o tomarse algo.
Más información en el Suplemento On The Road
Etiquetas