Tavares elogia “la madurez” de los sindicatos de Opel en Zaragoza

El presidente de PSA recuerda en Ginebra que Figueruelas tenía el reto de reducir la brecha de competitividad con Vigo.

El presidente del grupo PSA, Carlos Tavares, en el Salón de Ginebra.

El presidente del grupo PSA, Carlos Tavares, ha reconocido este martes en Ginebra “la madurez” demostrada por los sindicatos de la planta de Opel en Zaragoza al negociar el acuerdo de convenio colectivo de la factoría para los próximos cinco años, clave en la decisión de la compañía de mantener la producción del modelo Corsa en la fábrica aragonesa. “Dialogamos con dureza, lo reconozo, y pido disculpas por ello, pero lo hicimos por el bien de la planta”, ha apuntado Tavares en un encuentro con periodistas en el salón del automóvil suizo.

Tavares ha recordado que la fábrica de Opel en Figueruelas tenía el reto de reducir la brecha que en materia de competitividad tiene con otra factoría “en el mismo país”, la de PSA en Vigo. “La comparación de los costes entre una y otra era importante”, ha indicado antes de insistir en “la profesionalidad del equipo de Zaragoza”, en particular la demostrada por las centrales sindicales. “De ninguna manera vamos a aceptar que no se hagan esfuerzos para garantizar el futuro sostenible de un centro”, ha recalcado.

Tavares ha realizado estas declaraciones después de comparecer en sendas presentaciones de Citroën y Peugeot, las dos marcas de PSA que participan en el certamen de Ginebra. En ambos eventos ante la prensa, muy bien armados en sus respectivos expositores con la exhibición de nuevos modelos y hasta con música en directo, el primer ejecutivo de la multinacional automovilística francesa ha sacado pecho al hablar de los resultados obtenidos por la compañía en 2017, presentados la semana pasada en París. Con un margen operativo del 7,3%, el grupo superó los objetivos que se planteó para el año pasado.

El Citroën C3 Aircross es el único modelo de los cuatro que se fabrican en Zaragoza que se exhibe en este Salón de Ginebra. Ausente Opel por ahorro de costes y solo un vehículo en condiciones de presentar por primera vez -el nuevo Combo-, el SUV compacto de Citroën comparte protagonismo en el expositor de la marca con dos modelos que también se producen en España. Uno es el nuevo C4 Cactus, que se ensambla en Villaverde (Madrid) y el otro es el Berlingo, que comparte plataforma en Vigo con el citado Combo y con el Peugeot Partner.

 

Etiquetas